Noticias

7 Octubre 2008 - Actualizado el 20 Enero 2016

Moussa Kaka ha quedado en libertad


Reporteros sin Fronteras aplaude la puesta en libertad provisional del periodista Moussa Kaka, ordenada el 7 de octubre de 2008 por la sala de acusación del tribunal de apelación, tras haber permanecido 384 días detenido.
Reporteros sin Fronteras aplaude la puesta en libertad provisional del periodista Moussa Kaka, ordenada el 7 de octubre de 2008 por la sala de acusación del tribunal de apelación, tras haber permanecido 384 días detenido. « Esta buena noticia es una primera etapa que esperamos desemboque rápidamente en una salida honorable y justa. Compartimos el alivio de su familia que, a lo largo de todo este calvario, ha dado muestas de valor y rectitud. Tras permanecer 384 días detenido, nuestro amigo Moussa Kaka tiene derecho a ver como termina esta prueba, que ha sido demasiado larga », ha declarado la organización. La sala de acusación del tribunal de apelación de Niamey ha decidido, el 7 de octubre de 2008, recalificar los cargos que pesan sobre el periodista Moussa Kaka como « actuación de una naturaleza que podría perjudicar a la defensa nacional », y enviarle a un tribunal correccional. Por otra parte, los magistrados han ordenado la puesta en libertad provisional del director de Radio Saranouia y corresponsal en Niger de Radio France International (RFI) y de Reporteros sin Fronteras, abriendo así la vía para su salida de la cárcel civil de Niamey, donde lleva internado desde el 26 de septiembre de 2007. Moussa Kaka ha regresado a su domicilio a primeras horas de la tarde, tras ser recibido por su familia, colegas y amigos, a la salida de la cárcel. « Me siento aliviado y quiero enviar mi agradecimiento a todos los que han pensado en mí durante todo este año », ha dicho el periodista a Reporteros sin Fronteras pocos minutos después de llegar a su casa. « Los delitos se han recalificado como atentado a la integridad territorial nacional por connivencia con los elementos del MNJ, hechos previstos y castigados por el artículo 80 del código penal. El tribunal ordena que sea enviado al tribunal corrreccional de Niamey, para que allí sea juzgado conforme a la ley. Ordena de oficio la puesta en libertad provisional de Moussa Kaka », especifica la sentencia de la sala de acusación del tribunal de apelación. Tras interrogarle sobre el fondo en dos sesiones, el decano de los jueces de instrucción pronunció el 23 de julio de 2008 un « no ha lugar » a favor de Moussa Kaka, quien estaba inculpado de « complicidad en complot contra la autoridad del Estado ». El Ministerio Público presentó apelación contra el « no ha lugar », pidiendo la recalificación de los cargos existentes contra el periodista como « actuación de una naturaleza en grado de perjudicar a la defensa nacional » -un delito, y ya no un crimen, que puede condenarse de uno a cinco años de cárcel y una multa grave-, y que fuera enviado a un tribunal correccional. Moussa Kaka fue detenido el 20 de septiembre de 2007. Se le acusó de que, en el trancurso de sus contactos telefónicos con un jefe de la rebelión tuareg del Movimiento de los Nigerianos por la Justicia, llevados a cabo en el marco de su trabajo periodístico, había dado muestras de una supuesta « connivencia » con el mencionado grupo armado, que está asentado en el norte del país.