Noticias

24 Diciembre 2007 - Actualizado el 20 Enero 2016

Inculpados de “atentado a la seguridad del Estado” los dos periodistas franceses que hacían un reportaje para Arte


Reporteros sin Fronteras lamenta que Thomas Dandois y Pierre Creisson, respectivamente periodista y camarógrafo de la agencia Carnicas Productions, que se encontraban en Níger haciendo un reportaje para el canal franco-alemán Arte, hayan sido inculpados de “atentado a la seguridad del Estado” el 21 de diciembre de 2007.
Reporteros sin Fronteras lamenta que Thomas Dandois y Pierre Creisson, respectivamente periodista y camarógrafo de la agencia Carnicas Productions, que se encontraban en Níger haciendo un reportaje para el canal franco-alemán Arte, hayan sido inculpados de “atentado a la seguridad del Estado” el 21 de diciembre de 2007. “Contra nuestros dos colegas pesa un cargo extremadamente grave. El atentado a la seguridad del Estado nos parece desproporcionado en relación con la acusaciones que se les hacen. Lamentamos que se haya producido tal acusación y que el caso llegue a los tribunales. Ahora lo que queremos es que un arreglo rápido permita que Thomas Dandois y Pierre Creisson queden en libertad”, ha declarado la organización. Ambos periodistas, detenidos el 17 de diciembre de 2007,comparecieron el 21 de diciembre ante el juez de instrucción, quien les comunicó su inculpación por “atentado a la seguridad del Estado” de acuerdo con la solicitud del fiscal, según ha manifestado a Reporteros sin Fronteras su abogado, el letrado Moussa Coulibaly. La condena máxima prevista para este tipo de cargos es la pena e muerte. Con una orden de prisión preventiva, se encuentran encarcelados en el campo penal de Kollo (a 20 km. de Niamey), siempre según la misma fuente. También esta detenido su chofer, Al Hassane Abdourahmann, inculpado a su vez de “complicidad en atentado a la seguridad del Estado”. Las autoridades acusan a los periodistas de haber infringido la prohibición de viajar al Norte de Níger para hacer un reportaje sobre la rebelión tuareg del Movimiento de los Nigerianos por la Justicia (MNJ). Disponían de un visado y una autorización de rodaje, para efectuar un reportaje sobre la gripe aviar. La región del Norte, escenario de frecuentes enfrentamientos entre el ejército nigeriano y la rebelión tuareg, se encuentra estrictamente prohibida a los periodistas desde que, en agosto, se instauró “el estado de advertencia”, que amplía los poderes de los militares de la zona. Según Mohamed Ben Omar, Ministro de Comunicación nigeriano y portavoz del gobierno, les detuvieron cuando regresaban a la capital en Koré-Mairoua (a 200 km. al sur de Niamey), aunque les estaban “vigilando desde que salieron”.