Noticias

19 Enero 2009 - Actualizado el 20 Enero 2016

Harry Nicolaides condenado a tres años por “crimen de lesa majestad”


Reporteros sin Fronteras reprueba la sentencia del Tribunal criminal de Bagkok que, el 19 de enero de 2009, ha decidido condenar a tres años de cárcel por “crimen de lesa majestad” al autor australiano Harry Nicolaides, en aplicación del artículo 112 del código de procedimiento penal. Las autoridades le acusan de publicar un libro, en el que se refería a la actitud del hijo mayor del rey Bhumipol con una de sus amantes. En la vista se ha declarado culpable y ha pedido la indulgencia del tribunal. “Es cierto que a Harry Nicolaides le han puesto la menor pena prevista para el “crimen de lesa majestad”, pero no es menos cierto que se trata de un grave atentado a la libertad de expresión. El creciente número de detenciones por ese motivo y la condena de Harry Nicolaides son sucesos inquietantes que confirman nuestros temores acerca de una peligrosa politización del delito de lesa majestad. Presumiblemente se utiliza esa acusación para silenciar determinadas voces. Pedimos que vuelva a estudiarse el caso de Harry Nicolaides y que le pongan en libertad lo antes posible”, ha declarado la organización. Durante la vista, el juez ha dicho: “Es culpable por el artículo 112 del código penal y el Tribunal le ha condenado a seis años de cárcel; pero como ha confesado, la sanción se queda reducida a tres años”. “Harry Nicolaides escribió un libro calumniando al rey, el príncipe heredero, Tailandia y la monarquía”, ha continuado. Preguntado por la BBC antes de conocer la sentencia, Harry Nicolaides dijo: “Es todo tan extraño que parece ficción. Debe tratarse de un mal sueño. No puede ser real. Lamento que mi familia sufra y me excuso con ella”. En la primera vista en el Tribunal criminal de Bangkok, el 21 de noviembre de 2008, Harry Nicolaides se declaró no culpable. De 41 años de edad, es autor de “Verosimilitude”, un libro del que editó 50 ejemplares en 2005. Según Mark Dean SC, abogado australiano encargado del caso, “en el párrafo incriminado no se menciona ningún nombre específico. El libro tiene 226 páginas y solo han considerado tres frases. Además, la acusación se basa en la traducción del pasaje al tailandés, y no en la versión original en inglés. La referencia a la monarquía ni siquiera es el tema central de la trama del libro”. Desde que le detuvieron, el 31 de agosto de 2008, han rechazado cuatro solicitudes de libertad provisional. Su familia está “alarmada por el desenlace”. El hermano de Harry Nicolaides ha asegurado a Reporteros sin Fronteras que van “a hacer todo para que se mantenga fuerte, en buena salud y optimista en cualquier circunstancia”. Harry Nicolaides piensa pedir el indulto real. Por otra parte, el 20 de enero juzgarán también por crimen de lesa majestad al profesor de Ciencias Políticas Giles Ungpakorn, a causa de la publicación del libro “Un golpe de Estado para los ricos” (“A coup for the Rich”), que puede bajarse gratuitamente en su blog www.wdpress.blog.co.uk. El 18 de enero puso en marcha una petición “para la abolición del crimen de lesa majestad en Tailandia y a favor de la libertad de expresión”. En efecto, el 16 de enero la policía anunció el bloqueo de 1.500 nuevos sitios de Internet, por considerar su contenido insultante para la monarquía. Desde el 6 de enero se han bloqueado oficialmente 3.800 páginas por ese motivo, y 400 están siendo investigadas actualmente. Aparte del filtrado intensivo, las autoridades detuvieron el 13 de enero al internauta Suwicha Thakor, después de que la policía descubriera que algunos comentarios insultantes para la monarquía procedían de su ordenador. El 16 de enero de 2009 le negaron la libertad provisional. La víspera, la Ministra de Justicia, Pirapan Salirathavibhaga, declaró que “en Tailandia, a veces hay que comprometer el principio de libertad de expresión para salvar la seguridad nacional”. Más noticias - Tailandia: ¿nuevo enemigo de Internet - Rechazan la cuarta petición de libertad provisional del autor australiano Harry Nicolaides - Reporteros sin Fronteras pide la libertad del autor australiano Harry Nicolaides