Noticias

8 Noviembre 2019

Eslovaquia: Preocupación en RSF por la disolución del equipo policial que investiga el asesinato de Ján Kuciak

Slovak entrepreneur Marian Kocner on June 28, 2018
Reporteros sin Fronteras (RSF) celebra que el empresario eslovaco Marian Kočner haya sido acusado de los asesinatos del periodista de investigación Ján Kuciak y de su prometida, Martina Kušnírová. No obstante, la organización muestra su preocupación por la repentina disolución del equipo policial a cargo de la investigación antes de que arranque el proceso contra Kočner y sus compañeros.

Cuando han pasado 20 meses del doble crimen de Jan Kuciak y Martina Kušnírová en Eslovaquia, las autoridades acaban de inculpar a cuatro personas, entre las que se cuenta el poderoso y corrosivo empresario eslovaco Marian Kočner, al que al periodista había investigado. Los acusados se exponen a una pena de 25 años de prisión, mientras que una quinta persona, Zoltán Andruskó, que confesó su participación en los asesinatos y que ha llegado a un acuerdo con la fiscalía, será testigo de cargo. Se espera que el juicio comience, más o menos, en un par de meses.

 

Según el acta de acusación, Kočner hizo que Kuciak y otros periodistas fueran vigilados antes de organizar su asesinato. Filtrada a varios medios de comunicación, entre ellos el diario digital en el que trabajaba Kuciak, Aktuality.sk, la acusación también revela que en casa de Kočner se encontraron grabaciones realizadas durante la vigilancia.

 

Con la ayuda de los datos proporcionados por los operadores de telecomunicaciones, la policía pudo reconstruir los movimientos de los sospechosos en los días posteriores al asesinato, incluidas las visitas que hicieron a las cajas de seguridad de Kočner. También pudieron identificar su ADN en los billetes supuestamente utilizados para pagar el asesinato.

 

Pero las revelaciones no terminan ahí. La acusación insinúa que los investigadores también descubrieron información sobre otros delitos que implican a políticos, jueces, fiscales y oficiales de policía, todos vinculados a Kočner con diversos grados de proximidad.

 

Por lo tanto, RSF cuestiona la decisión de disolver el equipo especial que se creó para investigar el asesinato de Kuciak. Las autoridades judiciales decidieron disolver el equipo tan pronto como se completó la investigación judicial y antes del comienzo del juicio. Normalmente no se formularían preguntas sobre tal decisión tras acusar a los sospechosos. Pero en este caso, los investigadores habían descubierto otros delitos capaces de sacudir a la la clase política.

 

"Celebramos los logros de la investigación por el asesinato de Ján Kuciak, que llevó a la acusación del presunto instigador y sus cómplices, pero instamos a las autoridades a ser más transparentes a medida que continúan los procedimientos judiciales", señala Pauline Adès-Mével, directora del departamento para la Unión Europea y los Balcanes de RSF.

 

"Combatir de manera efectiva la impunidad significa garantizar que los sistemas judiciales no solo condenen a los responsables de estos crímenes sino que también combatan toda la corrupción que amenaza a los periodistas".

 

El asesinato de Kuciak y su último reportaje de investigación, publicado después de su muerte, conmocionó a todo el mundo y desencadenó manifestaciones masivas en toda Eslovaquia que acabaron por forzar la dimisión del primer ministro, Robert Fico, y del jefe de policía, Tibor Gaspar. La disolución prematura del equipo que investiga el asesinato de Kuciak vuelve a sembrar dudas en la opinión pública eslovaca.

 

RSF también pide a la policía eslovaca que continúe investigando la vigilancia ilegal de Kočner a 29 periodistas eslovacos, cuyos datos personales fueron extraídos de las bases de datos policiales. Las autoridades eslovacas también deben asegurarse de que no vuelvan a repetirse semejantes filtraciones.

 

Tras una caída de 18 posiciones en los últimos 2 años, Eslovaquia ocupa el puesto 35, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019 de RSF.