Noticias

18 Noviembre 2008 - Actualizado el 20 Enero 2016

En libertad el periodista digital Emmanuel Emeka Asiwe


Reporteros sin Fronteras se alegra de que, el 4 de noviembre de 2004, haya quedado en libertad el periodista digital Emmanuel Emeka Asiwe, redactor jefe del sitio de Internet Huhuonline (http://www.huhuonline.com). Sin embargo, la organización lamenta el comportamiento de las autoridades, que no le dejan regresar al país donde reside. “Desconcertadas por las páginas de Internet de carácter político o satírico, las autoridades nigerianas se esfuerzan por imponer la ley que obliga a los internautas a la autocensura. Esa intolerancia, que algunos pagan con su libertad, no se puede tolerar. Pedimos a los servicios de inteligencia interna que le dejen volver a Estados Unidos, donde reside”, ha declarado la organización. Emmanuel Emeka Asiwe quedó en libertad tras una semana de interrogatorios sin motivo oficial, pero la State Security Service (SSS, servicios de inteligencia interna) ha calificado sus publicaciones de “atentados a la seguridad nacional”. No le han devuelto el pasaporte. Fue el segundo blogger detenido en una semana, a causa de sus publicaciones en línea. Creo el sitio huhuonline (http://www.huhuonline.com) en 2007. También el periodista digital Jonathan Elendu (http://elendureports.com) ha estado detenido once días, del 18 al 29 de octubre. Nigeria cuenta con cinco millones de internautas y tiene un índice de penetración inferior a la media africana (3,5%). En Lagos, la capital económica del país, se concentran más de dos tercios de los usuarios de Internet. Las autoridades se han vuelto intransigentes con las publicaciones digitales desde que en el sitio de Internet Sahara Reporters (http://www.saharareporters.com) aparecieran unas fotos, mofándose del hijo del presidente Umaru Musa Yar'Adua. El servicio de policía de la seguridad del Estado, que recibe órdenes directamente del Presidente de la República, ejecuta el trabajo sucio del poder. Saqueos de redacciones, detenciones ilegales y detenciones en secreto, son sus marcas de fábrica. Todos los años la SSS da muestras de opacidad y mala fe, llegando incluso a negar la detención de periodistas, aunque se haya producido delante de decenas de testigos. Figura en la lista de los “predadores de la libertad de prensa”, que anualmente elabora Reporteros sin Fronteras. Ver las fotos publicadas