Noticias

24 Septiembre 2019

Bulgaria: La independencia de los medios de comunicación públicos bajo amenaza

Silvia Velikova / DR
Reporteros sin Fronteras (RSF) denuncia la presión política que llevó a la suspensión temporal de una periodista de la radio pública búlgara y a la interrupción de las emisiones durante varias horas el pasado 13 de septiembre.

Célebre por la calidad de sus entrevistas, Silvia Velikova es una de las periodistas más respetadas de la radio nacional búlgara (BNR) donde trabaja desde hace 26 años. Sin embargo, el pasado 12 de septiembre, Velikova recibió, por sorpresa, la notificación de su cese inmediato como presentadora. Según la periodista, esta decisión tiene mucho que ver con  el controvertido nombramiento del futuro Fiscal General de Bulgaria el próximo mes.

 

La dirección de BNR no contaba, sin embargo, con la reacción de solidaridad de los colegas de la periodista que, a la mañana siguiente, organizaron una protesta por el cese de Velikova, lo que obligó a la suspensión de todas las emisiones durante más de cinco horas. A raíz de esta manifestación sin precedentes, la periodista fue readmitida en su puesto, aunque obligada a compartir el micrófono de su emisión para respetar el "pluralismo de opiniones".

 

"Este intento de ‘amordazar’ a un periodista para proteger al único candidato del partido gobernante al cargo de fiscal, ilustra la falta de independencia de la radiodifusión pública búlgara y la intrusión de algunos líderes políticos en su línea editorial", sostiene Pauline Adès-Mével, responsable de la oficina de la Unión Europea y los Balcanes. "A medida que avanzan las presiones sobre la prensa independiente del país, el posible nombramiento de Ivan Geshev como fiscal general del Estado el próximo 24 de octubre, nos hace temer un endureciento de la fiscalía pública contra los periodistas".

 

Aunque la dirección de la radio siguió aludiendo a "un incidente técnico" para justificar la suspensión temporal de la emisión, el primer ministro, Boyko Borrisov, tuvo que intervenir públicamente y exigir que la periodista fuera readmitida.

 

Por otra parte, el director del programa responsable de la sanción se vio obligado a dimitir. La oficina del fiscal declaró que "no se ha podido establecer un vínculo" entre la suspensión de la señal de la BNR y la privación de emitir a la periodista. Sin embargo, la editora jefe de la emisora, Daniela Kusovska, declaró que tenía constancia de las presiones "de muy alto nivel" ejercidas sobre el director general de la BNR, Svetoslav Kostov, para que destituyese a la periodista.

 

La situación es tan grave que el propio presidente de la República habló recientemente sobre la crisis: "La suspensión de la radio nacional muestra nuevamente la necesidad de identificar a quién gobierna los medios públicos y cómo... Es obvio que el Estado se dirige desde el teléfono de alguien y no desde las instituciones, como es la práctica normal en Europa", comentó el presidente de la República.

 

Bulgaria figura en el puesto 111 de los 180 países que integran la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019 de Reporteros sin Fronteras.