Noticias

24 Julio 2018

Asesinato de Rubén Pat: “las autoridades mexicanas no protegieron lo suficiente al periodista”

Source: Facebook
El periodista mexicano Rubén Pat había recibido amenazas, por lo que solicitó protección a las autoridades; éstas le ofrecieron algunas medidas (una protección parcial). El reportero fue asesinado el 24 de julio pasado en el estado de Quintana Roo. Días antes, otro periodista fue asesinado en la Ciudad de México: Luis Pérez García perdió la vida el 9 de julio. Reporteros sin Fronteras (RSF) pide al nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que incremente urgentemente la protección de los periodistas en el país.

La madrugada del martes 24 de julio el periodista Rubén Pat, director del semanario digital Playa News, fue asesinado afuera de un bar en Playa del Carmen, ciudad del estado de Quintana Roo (sudeste del país); recibió seis disparos. Este crimen ocurrió menos de un mes después de que otro periodista del mismo medio de comunicación fuera asesinado, José Guadalupe Chan Dzib, quien era reportero de la sección policíaca.

 

En mayo pasado Rubén Pat recibió amenazas a través de WhatsApp, por lo que solicitó las medidas urgentes de protección del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; las autoridades le otorgaron un ‘botón de pánico’ y un GPS.

 

Tras el asesinato de José Guadalupe Chan Dzib, RSF se puso en contacto con Rubén Pat, quien denunció que las medidas de protección que le habían dado no eran suficientes, ya que las amenazas en su contra persistían. Afirmó que trabajaba con miedo. RSF solicitó a los responsables de este Mecanismo nacional que proporcionaran urgentemente mayores medidas de protección al periodista. El Mecanismo solo contesto que ya lo tenían incorporado pero nunca implementaron nuevas medidas.

 

En junio de 2017 Rubén Pat fue detenido arbitrariamente, amenazado y torturado por miembros de la policía municipal de Solidaridad, Quintana Roo, días después de que publicó  información sobre los vínculos entre funcionarios y grupos criminales locales.

 

Las autoridades mexicanas deben sacar conclusiones de este terrible suceso: el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas fracasó en su misión de proteger a Rubén Pat, cuya situación de vulnerabilidad se conocía desde hacía mucho tiempo”, señaló Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF. “Nuestra organización ofrece todo su apoyo a la redacción de Playa News y pide a las autoridades que identifiquen lo antes posible a los autores materiales e intelectuales de este crimen”, añadió.

 

Dos asesinatos de periodistas en menos de 15 días

 

El 23 de julio de 2018 la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que el 9 de julio se encontró asesinado en su casa al periodista Luis Pérez García, de 75 años de edad, en la ciudad de México, la capital. De acuerdo con los primeros avances de la investigación, desconocidos entraron a su domicilio, lo golpearon violentamente en el cráneo, luego prendieron fuego a su casa y huyeron. Los vecinos alertaron del incendio a los bomberos, quienes descubrieron el cuerpo del periodista. Al inicio pensaron que había muerto por asfixia, pero después se dieron cuenta de que se trataba de un asesinato y que con el incendio se pretendía ocultarlo. RSF pide a los investigadores que no se oculte que el crimen pudo haber estado relacionado con su profesión de periodista; estos deben identificar cuanto antes a los responsables de estos cobardes actos y hacer que rindan cuentas ante la justicia.

 

Luis Pérez García era director de la revista Encuesta de Hoy desde hacía más de 30 años y era miembro de Asociación Nacional de Locutores de México (ANLM).

 

Luis Pérez García es el séptimo periodista asesinado en 2018; Rubén Pat, el octavo. Les precedieron los reporteros: Héctor González Antonio, Juan Carlos Huerta, Leobardo Vázquez Atzin, Carlos Domínguez Rodríguez, José Guadalupe Chan Dzib y Pamela Montenegro.

 

El mes pasado RSF pidió al nuevo presidente de México que, desde el inicio de su mandato, asumiera su responsabilidad para frenar esta espiral de violencia. Estos nuevos asesinatos demuestran aún más lo urgente que es incrementar la protección de los periodistas mexicanos.

 

México ocupa el lugar 147, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada por RSF en 2018.