Níger

Níger

Disminuyen las agresiones; las libertades, aún lejos de consolidarse

En 2019 Níger registró una alentadora y significativa disminución de las violaciones a la libertad de prensa. Sin embargo, en general, el ambiente en que se desempeñan los medios de comunicación y los periodistas no ha cambiado mucho. En una región marcada por la lucha contra el terrorismo, se sigue restringiendo el trabajo de los periodistas en las zonas más peligrosas. El acceso a la información es muy difícil cuando se abordan temas como el terrorismo y los migrantes; la información es retenida tanto por las autoridades como por ciertas organizaciones internacionales. En los últimos años se han registrado detenciones de periodistas y suspensiones de medios de comunicación arbitrarias. A veces se juzga y encarcela a periodistas con base en artículos del Código Penal y no de la ley de prensa, que despenaliza este tipo de delitos. En 2017 un periodista conocido por su profesionalismo y su visión crítica de la gestión del gobierno fue condenado a dos años de prisión incondicional y fue privado de sus derechos civiles y políticos durante 10 años. Aunque es nigeriano, cuando salió de prisión las autoridades lo deportaron a Malí. En 2018, cerca de una decena de medios de comunicación fueron cerrados durante días, incluso semanas, por razonas fiscales; la mayoría de ellos subsiste en medio de una gran precariedad económica. El gobierno aún no logra facilitar que los medios de comunicación privados tengan acceso a la publicidad y ofrecer un verdadero servicio a la población.

57
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

+9

66 en 2019

Puntuación

-1.01

29.26 en 2019

Contactos

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro