México. A dos años del asesinato de la periodista María Elena Ferral, hay impunidad y retrasos injustificados en el caso

Este 30 de marzo de 2022, se cumplen dos años del asesinato de María Elena Ferral, corresponsal del Diario de Xalapa, y fundadora del portal de noticias Quinto Poder, en Papantla, Veracruz.

Este 30 de marzo de 2022, se cumplen dos años del asesinato de María Elena Ferral, corresponsal del Diario de Xalapa, y fundadora del portal de noticias Quinto Poder, en Papantla, Veracruz, un asesinato que dejó al descubierto lo que se ha ido convirtiendo en un patrón constante en los asesinatos de periodistas en México, la presencia de la narcopolítica y su aliada la impunidad.


María Elena quien amaba su profesión, dejó muchas pistas sobre quiénes se sintieron agraviados con su trabajo periodístico. Los temas principales que abordaba eran de todos conocidos; corrupción, abusos de la policía local, inseguridad y asesinatos de líderes y militantes políticos en la zona norte de Veracruz, y que como ella bien dijo, “permanecen en la impunidad.”


A dos años del asesinato de María Elena el caso sigue en la injusticia e impunidad. Las investigaciones realizadas hasta la fecha no han sido efectivas, sus perpetradores siguen libres, frente a esto, la Fiscal General del Estado Verónica Hernández Giadáns, así como, el Gobernador Cuitláhuac García, han preferido la salida fácil del discurso político y han asegurado que el asesinato de la periodista ha sido esclarecido y la investigación está cerrada, sin embargo, la familia de María Elena es clara en su exigencia de justicia, y en declarar que el caso aún permanece en la impunidad y que la investigación no está cerrada, ni se cerrará hasta que todos los responsables (materiales e intelectuales), sean llevados ante un tribunal de justicia.


A la fecha, las investigaciones se encuentran prácticamente sin avance alguno, si bien es cierto, existen seis detenidos por su presunta participación material en el crimen, quedan aún por ejecutarse cinco órdenes de aprehensión, entre ellas las de los autores intelectuales del homicidio, y también resta que todos los implicados sean llevados a juicio y sentenciados a una condena de prisión por el atroz crimen, y la familia sea reparada de manera integral.


Uno de los reportajes más conocidos de María Elena Ferral, fue su última columna en la Polaca Totonaca, publicada el 12 de marzo de 2020, días antes de su asesinato en la que señaló, “en este nuevo escenario político la lucha por el poder será encarnizada, pues las alianzas entre quienes buscan apoderarse del Totonacapan entero, van con todo y sin lugar a dudas que habrá más crímenes políticos en esta región en donde las autoridades dicen que no pasa nada y no solo eso, sino que quienes los ordenan, actúan con la más completa impunidad”.


Para las organizaciones presentes, las palabras de María Elena en su reportaje siguen vigentes y estamos convencidos que su asesinato tiene que ver con su ejercicio periodístico. Sus notas y reportajes habían generado desde años atrás molestia y por ello había recibido amenazas y demandas en su contra, situación que la llevó a levantar por lo menos seis denuncias ante las autoridades por estas agresiones, una de ellas fue en el año 2016 por el delito de amenazas, se presume que los agresores de esos ataques son los mismos que participaron en su asesinato.


Hoy 30 de marzo de 2022, la familia de María Elena, Propuesta Cívica y Reporteros Sin Fronteras, recordamos la frase que la periodista publicara en noviembre de 2019, “Yo solo sé que hay periodismo para rato y que no me gustan las injusticias. Hoy les decimos a las autoridades que no nos gustan las injusticias y seguiremos luchando para que este caso no quede en la impunidad.


Es en este contexto que las organizaciones acompañantes exigimos a las autoridades estatales lo siguiente:


A la Fiscalía General de Justicia de Veracruz:


  • Mantener informada a la víctima indirecta de todos los avances en los diferentes procesos abiertos de forma oportuna, eficaz y con inmediatez.
  • Garantizar el reconocimiento de toda la familia de Maria Elena como víctimas indirectas del delito, así como garantizar su acceso a derechos de víctimas como la reparación integral del daño.
  • Garantizar el acceso a toda la información que integra la investigación a las víctimas indirectas y sus asesores jurídicos.
  • Dirigir las diferentes etapas del proceso penal de forma oportuna y en el marco del respeto a los derechos humanos de las partes involucradas.
  • Tener una comunicación directa con la víctima indirecta y su asesoría jurídica a efecto de poder establecer estrategias dentro del caso.

Al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas:


  • Mantener informada a la familia de Maria Elena sobre la duración y alcances de su esquema de protección.
  • Actualizar la situación de riesgos e incidentes de seguridad que la beneficiaria pudiere presentar actualmente.

A la Comisión ejecutiva de atención integral a víctimas de Veracruz (CEEAIV):


  • Entablar comunicación directa, rápida y eficaz con la víctima indirecta, así como establecer estrategias para el ejercicio al derecho a una reparación integral.
  • Reconocer como víctima indirecta con registro al hijo menor de la periodista.
  • Establecer si las víctimas indirectas pudieran requerir de alguna medida de ayuda o asistencia, y en caso de ser así, realizar los tramites conducentes para que tengan acceso a las mismas
Publié le 30.03.2022
Mise à jour le 30.03.2022