Israel

Israel

Un ambiente nocivo para los periodistas

La prensa israelí goza de una verdadera libertad, un hecho raro en la región de Oriente Medio. Aunque existen medios de comunicación libres e independientes, los periodistas se enfrentan a la abierta hostilidad de los miembros del gobierno. Dirigentes políticos han emprendido campañas de descrédito contra medios de comunicación, que han sido seguidas por sus partidos y simpatizantes, por lo que los periodistas afectados han padecido acoso, amenazas anónimas, e incluso han necesitado protección personal. Los periodistas también se enfrentan a la “censura militar”, a la prohibición de cubrir ciertos temas, incluso a intentos de corrupción, sin contar los procesos judiciales que el sector empresarial suele emplear para amordazarlos. La prensa israelí no aborda o trata muy poco lo que sucede en los territorios palestinos, debido a la autocensura. Los corresponsales extranjeros a menudo enfrentan dificultades para obtener o renovar su acreditación de prensa. Con frecuencia el ejército israelí agrede a periodistas palestinos, sobre todo cuando cubren manifestaciones o los enfrentamientos en Cisjordania y la franja de Gaza. En 2018 el ejército israelí asesinó a dos periodistas palestinos e hirió a decenas de reporteros cuando cubrían la Gran Marcha del Retorno en la franja de Gaza. Desde entonces, esta marcha se realiza una vez a la semana y muchos periodistas han resultado heridos. En Cisjordania el ejército israelí usa balas reales para dispersar a los manifestantes, por lo que los reporteros se exponen a ser heridos de gravedad. Al menos tres periodistas palestinos, heridos de esta manera, han perdido un ojo. Muchos otros periodistas palestinos, acusados de incitar a la violencia contra el país o de colaborar con organizaciones terroristas, han sido víctimas del sistema de detención administrativa de Israel: pueden ser retenidos por un periodo indefinido, aunque no se hayan presentado formalmente cargos en su contra, y sin que un abogado se haga cargo de su expediente, ya que se trata de un asunto “confidencial”. A algunos, como a la periodista Majdoleen Hassona, también se les prohíbe viajar durante muchos meses sin ofrecer explicaciones. En los últimos años diversos medios de comunicación palestinos acusados de incitar a la violencia han enfrentado procesos judiciales o han sido cerrados por las fuerzas armadas israelíes.

86
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021

Clasificación

+2

88 en 2020

Puntuación

+0.06

30.84 en 2020

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro