Estonia

Estonia

Situación satisfactoria

Los periodistas trabajan en un ambiente favorable, aunque existe una gran concentración de la propiedad de los medios de comunicación. Las redacciones enfrentan constantes presiones de las entidades económicas y comerciales, lo que merma la independencia de los periodistas. Recientemente el propietario de uno de los mayores grupos de medios de comunicación privados del país, miembro del partido conservador Unión Pro Patria (IRPL, por sus siglas en estonio), fue criticado por haberse inmiscuido en los contenidos editoriales de sus medios de comunicación, pues creó en uno de sus diarios una nueva sección en la que defendía una visión política muy conservadora, justo antes de las elecciones legislativas. Un tercio de la población de Estonia es rusófona, pero los medios de los periodistas de esta comunidad no son suficientes ni proporcionales al tamaño del grupo que representan. Aunque todas las grandes redacciones tienen una sección en ruso donde trabajan periodistas rusófonos, su audiencia es reducida y su voz se escucha poco debido a la competencia de los poderosos medios de comunicación audiovisuales de la vecina Rusia. Además, los estonios rusófonos desconfían de la información en ruso difundida en Estonia. Para remediar este problema, el gobierno de Estonia creó en 2015 un canal de televisión público en ruso, ETV+, pero su audiencia es mucho menor a la de todas las cadenas rusas. En la práctica, hay poca colaboración entre los periodistas rusófonos y el resto de los periodistas estonios. Los premios de periodismo más importantes, como el Bonnier para el periodismo de investigación y el Premio del Periodista del Año nunca han sido otorgados a periodistas rusófonos.

11
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

+1

12 en 2018

Puntuación

-1.81

14.08 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro