Día Mundial de los Refugiados : periodistas sirios, información a prueba de exilio

Con ocasión del Día Mundial de los Refugiados, que se celebra el 20 de junio de 2016, Reporteros sin Fronteras (RSF) publica un informe sobre la situación de los periodistas sirios que se han visto obligados a huir de su país desde el inicio del conflicto armado, que surgió tras el levantamiento popular de 2011.

Asediados por miembros del régimen de Damasco, grupos armados "de oposición", miembros del Frente Al Nusra, del grupo armado Estado Islámico (EI) y otras milicias extremistas presentes en el territorio sirio, los periodistas, sirios o extranjeros, profesionales o amateurs, se han convertido en uno de los principales blancos de la violencia y de las represalias. Al menos 51 periodistas profesionales y 144 que ejercen este oficio sin que sea su profesión, han sido asesinados desde el inicio del conflicto, en 2011. Asimismo, unos cincuenta están detenidos arbitrariamente en las numerosas prisiones sirias, se encuentran como rehenes del EI u otros grupos extremistas, o están desaparecidos.
51
periodistas profesionales han sido asesinados


Más allá de la violencia extrema del conflicto, la terrible represión que se cierne sobre la prensa en Siria precipitó la partida de cientos de profesionales de los medios de comunicación y de periodistas no profesionales.

Pese al exilio, muchos de ellos continúan temiendo por su seguridad, lo que se suma a las dificultades cotidianas que deben enfrentar en los países donde se refugiaron. Las fronteras de Siria son permeables para los periodistas que huyen de estos peligros, pero también para sus predadores, de todos los bandos. Les periodistas sirios deben además realizar todas las gestiones con las autoridades para establecerse en los países donde se han refugiado y enfrentan las restricciones que les impone la legislación.

Este informe, nutrido por los testimonios de numerosos periodistas que debieron dejar Siria, muestra las dificultades que deben enfrentar en Turquía, Líbano y Jordania, los principales países de acogida de los sirios en el exilio. El informe también analiza los problemas de acceso al territorio de estos Estados, los estatutos y las restricciones relativas a los derechos de residencia y de movimiento, así como los obstáculos administrativos que los periodistas sirios en el exilio deben sortear para retomar sus actividades profesionales, las amenazas que padecen y las preocupaciones por su seguridad. Asimismo, describe cómo continúan llevando a cabo sus actividades informativas contra viento y marea. Finalmente, hace algunas propuestas respecto a reformas que podrían mejorar su situación y permitirles continuar con su lucha para informar a la comunidad internacional y a sus conciudadanos.

En este Día Mundial de los Refugiados, Reporteros sin Fronteras también publica el Balance de su actividad de asistencia en 2015.




Publié le 16.06.2016
Mise à jour le 17.06.2016