Chad

Chad

Violencia, detenciones arbitrarias y cibercensura

No es bueno ser periodista en Chad. A menudo las autoridades detienen a los reporteros por los textos que publican. Buena parte de ellos son puestos en libertad rápidamente, pero otros periodistas permanecen detenidos de manera arbitraria durante semanas, incluso meses, y algunos padecen maltrato físico cuando se encuentran recluidos. En el país no se toleran los reportajes ni los artículos que aborden el tema de la impunidad o que critiquen al presidente Idriss Deby Itno. Esto puede valerle a los periodistas extranjeros la expulsión del país y a los locales, secuestros y detenciones arbitrarias; también puede hacer que se suspendan medios de comunicación nacionales, como le sucedió a un semanario en 2018. Los periodistas enfrentan de lleno la violencia de las fuerzas del orden cuando cubren las manifestaciones contra las medidas de austeridad del gobierno. No obstante, las organizaciones y asociaciones de periodistas no se quedan calladas: en febrero proclamaron un “día sin prensa” para denunciar la brutal y masiva represión de los medios de comunicación a manos de la policía política y los agentes del gobierno, que gozan de una completa impunidad. Un mes después las autoridades ordenaron que se bloqueara el acceso a las redes sociales. Desde entonces no es posible tener acceso a ellas en Chad, uno de los peores cibercensores en 2018.

122
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

+1

123 en 2018

Puntuación

-1.74

38.45 en 2018

Contactos

  • 1
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro