Burundi

Burundi

La información no tiene cabida

En Burundi, la situación se ha complicado desde la crisis de 2015. La mayoría de las radios independientes siguen cerradas desde el intento de golpe de Estado registrado en mayo de 2015, mientras que en las provincias del país han surgido nuevos medios de comunicación que difunden la propaganda del gobierno. Los periodistas enfrentan de manera cotidiana dificultades para trabajar con libertad; con frecuencia son hostigados por las fuerzas de seguridad, alentadas por un discurso público que considera enemigos de la nación a los medios de comunicación no alineados. Aún no se esclarece la desaparición del periodista Jean Bigirimana, ocurrida en julio de 2016. Las autoridades no dudan en citar a los jefes de las redacciones para “corregir” ciertos reportajes. Decenas de periodistas se han exiliado, algunos aún son perseguidos porque las autoridades los consideran “golpistas". Las redes sociales –herramientas de trabajo de los periodistas y fuentes de información–, han remplazado a las radios que han sido acalladas, pero no se encuentran a salvo de los numerosos intentos de desinformación.

160
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017

Clasificación

-4

156 en 2016

Puntuación

+1.68

54.10 en 2016

Contactos

  • 0
    periodistas muertos en 2017
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2017
  • 0
    colaboradores muertos en 2017
Ver el Barómetro