Bolivia

Bolivia

La prensa, asfixiada y víctima sistemática de ataques

En virtud del Decreto Supremo 181 (adoptado en 2009), la publicidad oficial no se otorga a los medios de comunicación que "mienten", "hacen política partidista" u "ofenden al gobierno”. Estas presiones económicas tienen mucho peso, pues Bolivia es uno de los países más pobres de Sudamérica. A ello se suman las detenciones arbitrarias de reporteros y un alto grado de impunidad. Este clima propicia la autocensura en todo el país. El período de turbulencia e inestabilidad política que tuvo su origen con el exilio forzoso del expresidente Evo Morales -a finales de 2019- y concluyó con la elección del nuevo presidente, Luis Arce -investido en noviembre de 2020-, estuvo marcado por numerosos ataques a periodistas en el marco de las movilizaciones sociales y las protestas por todo el país; dichos ataques los perpetraron manifestantes, aunque también la policía. Cuando se les considera molestos, los periodistas bolivianos son víctimas de procedimientos judiciales abusivos. En 2020 aumentaron los atentados contra los medios de comunicación, especialmente en las zonas rurales del país.

110
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021

Clasificación

+4

114 en 2020

Puntuación

+0.10

35.37 en 2020

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro