Noticias

23 Mayo 2017

A pesar de las amenazas, el periodista Martín Méndez Pineda regresó a México

JIM WATSON / AFP
El servicio de control de inmigración de Estados Unidos se negó a concederle asilo político. Frente a esta negativa, Martín Méndez Pineda decidió regresar a su país de origen. El periodista había huido debido a que enfrentaba graves amenazas.

Un triste regreso a su país de origen. Tras pasar 100 días en un centro de detención estadounidense y después de que las autoridades se negaran a que saliera bajo libertad condicional a principios de mayo, el periodista mexicano Martín Méndez Pineda decidió volver a México.


El 5 de febrero de 2017 el periodista presentó una solicitud de asilo político, conforme a la ley. Sin embargo, nunca recibió una respuesta favorable del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas estadounidense (ICE, por sus siglas en inglés), que decidió mantenerlo detenido todo el tiempo. Martín Méndez Pineda huyó del estado de Guerrero debido a que recibió amenazas después de que publicó información sobre un caso de violencia policíaca.


“Me he visto obligado a regresar a México al haber sido rechazada mi petición de asilo en dos ocasiones […] Cuando esto pasó me di cuenta de que no tenía esperanza de salir, no podía aguantar un año o más así, por eso decidí tomar la decisión de volver, a pesar de estar en riesgo, una situación que nunca evaluaron realmente las autoridades de migración”, explicó Martín Méndez Pineda à RSF.


LEER CARTA DE MARTÍN MENDEZ A LOS MEDIOS Y ORGANIZACIONES DEFENSORAS DE LA LIBERTAD DE PRENSA


Carlos Spector, abogado del periodista, señaló a RSF que el ICE se negó por segunda vez a poner en libertad condicional al periodista argumentando que sus relaciones con la población (estadounidense) no eran suficientemente sólidas.


Reporteros sin Fronteras deplora el comportamiento del servicio de inmigración estadounidense, que pone en peligro la vida del periodista mexicano al negarse a darle asilo”, señaló Balbina Flores, representante de nuestra organización en México. “Frente a las precarias condiciones en que se encontraba detenido y a la incertidumbre permanente respecto al proceso, el periodista se vio obligado a renunciar a su solicitud”, agregó.


México es el país más peligroso de la región para los periodistas. Desde el año 2000 más de 100 periodistas han sido asesinados en el país y 20 reporteros han desaparecido. El 17 de mayo pasado, después del homicidio de Javier Valdez, el sexto periodista asesinado en el país en 2017, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, se comprometió a ofrecer una mayor protección a los periodistas.


RSF permanece en contacto con Martín Méndez Pineda, quien pidió a nuestra organización no revelar el lugar donde se encuentra actualmente. El Mecanismo para la Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos conoce su situación y que regresó al país.


México ocupa el lugar 147, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en 2017. En su informe “Veracruz: los periodistas frente al Estado de miedo”, publicado en febrero de 2017, RSF hace una serie de recomendaciones a las autoridades federales y locales para detener esta espiral de violencia.