Noticias

25 Julio 2019 - Actualizado el 26 Julio 2019

El Salvador: RSF denuncia reiterados ataques contra periodistas de la Revista Factum

Reporteros sin fronteras (RSF) condena el incremento de los ataques que han sufrido los miembros de la redacción de la página salvadoreña Revista Factum, y pide al nuevo presidente Nayib Bukele que no estigmatice a los periodistas en el país.

Los periodistas de la página salvadoreña Revista Factum, una referencia del periodismo de investigación en América central, son de nuevo blanco de campañas de difamación e intimidación en internet, a pesar de que desde 2017 gozan de medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA). Estas amenazas se han intensificado desde el principio del periodo electoral de 2019 que llevó a Nayib Bukele a la presidencia del país.

Durante su primera intervención pública difundida en directo en Facebook, tras escasas horas de su elección, Nayib Bukele multiplicó las críticas contra la prensa, llegando a incluso a presentar una lista de periodistas a los que se refirió como adversarios políticos que actúan de forma maniquea y cuya intención es desestabilizar el gobierno. Entre estos últimos se encontraba el director de la Revista Factum, Héctor Silva Ávalos. Desde entonces, los ataques, insultos y amenazas contra la página de internet y sus representantes se han multiplicado, principalmente en las redes sociales. 


La mayoría de los mensajes tiene como objetivo desacreditar el trabajo de la Revista Factum con base en falsas acusaciones de conspiración contra el gobierno y de asociación con bandas y grupos criminales. Los periodistas Fernando Romero y Bryan Avelar, en especial, han recibido graves amenazas en línea y han sido blanco de campañas de odio en Twitter orquestadas por cuentas anónimas.

RSF manifiesta todo su apoyo a la Revista Factum y denuncia con firmeza los ataques y las deshonrosas tentativas de asociar al periódico con grupos criminales”, señaló Emmanuel Colombié, responsable de la oficina América Latina de Reporteros sin Fronteras (RSF). “El nuevo gobierno de El Salvador tiene la responsabilidad de garantizar la protección de los periodistas, y no debe bajo ninguna circunstancia estigmatizar la profesión”.

Los periodistas de Revista Factum ya habían sido víctimas de acoso y recibido amenazas de muerte en 2017, tras haber sacado a la luz la existencia y el modus operandi de grupos de exterminación vinculados a las fuerzas de seguridad del Estado. La Comisión interamericana de derechos humanos (CIDH) de la OAS había entonces concedido medidas cautelares a toda la redacción y exigido al Estado salvadoreño asegurar su protección.

Los casos de ciberacoso y campañas de descrédito se han vuelto mas frecuentes en el pais. En fines de junio, la periodista Karen Fernandez fue violentamente atacada en Twitter luego de participar de una entrevista en el programa “República SV” del Canal 33. Un fragmento de su intervención fue publicado en la red social y generó una serie de comentarios negativos. El presidente Nayib Bukele compartió el mismo fragmento de la entrevista, lo que causó que la intimidación y el acoso se incrementaran con insultos misóginos y machistas, deslegitimación profesional y amenazas vinculadas a violencia sexual.

El Salvador ocupa el lugar 81 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019 elaborada por Reporteros sin Fronteras.