Noticias

18 Abril 2013 - Actualizado el 20 Enero 2016

Desaparece un periodista en Veracruz; un reportero de Proceso se ve obligado a ocultarse


Clasificado por Reporteros sin Fronteras como uno de los diez lugares más peligrosos del planeta para los periodistas, el estado de Veracruz desafortunadamente sigue haciendo honor a su fama. Nuestra organización fue informada de la desaparición, desde hace más de 60 días, de Sergio Landa Rosado (foto), reportero de la sección policíaca del diario Cardel, de la localidad que lleva el mismo nombre (norte del estado). Un mes antes de su desaparición el periodista había sido secuestrado por un grupo armado; después fue liberado tras la intervención de las fuerzas del orden. En adelante, serán dos los periodistas desaparecidos desde 2010 en Veracruz y nueve los que han sido asesinados.

Asimismo, las autoridades del estado de nuevo fueron acusadas por el semanario Proceso. El 16 de abril pasado la revista denunció que funcionarios y ex funcionarios regionales planearon un atentado contra su reportero Jorge Carrasco. El Procurador General de Justicia de Veracruz desmintió esta información en una carta abierta. Jorge Carrasco, quien investigaba el asesinato de su colega Regina Martínez, que laboraba para el mismo medio de comunicación, tuvo que ponerse a salvo.

“Reporteros sin Fronteras une su voz a la de las organizaciones mexicanas de defensa de la libertad de expresión para pedir que Jorge Carrasco goce, de forma urgente, del Mecanismo para la Protección de Periodistas, ahora en vigor. Las autoridades de Veracruz deben ofrecer explicaciones de fondo sobre los graves hechos denunciados por la revista Proceso. Asimismo, deben hacer público el estado de las investigaciones concernientes a la desaparición de Sergio Landa Rosado”, declaró la organización.
____________________

10.04.13 - Dos casos nutren la controversia en torno al premio otorgado al gobernador de Veracruz

Dos casos concomitantes vienen, y con razón, a alimentar la controversia suscitada por la reciente entrega de un premio al gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte, por sus supuestos “esfuerzos para garantizar el pleno ejercicio de la libertad de expresión”. El primero concierne a la condena a 38 años de prisión de un sujeto presuntamente culpable del asesinato de la corresponsal del semanario Proceso, Regina Martínez, perpetrado el 28 de abril de 2012. El segundo caso tiene que ver con el despido de Verónica Danell, conductora de "Mega Noticias", del canal Megacable, quien denunció presiones de las autoridades.

“Hará falta mucho más que un premio, criticado y criticable, otorgado al gobernador Javier Duarte para hacer olvidar el calvario de los periodistas del estado de Veracruz, que se ha convertido en uno de los epicentros de la violencia contra el gremio. Desde 2010 en este territorio han sido asesinados nueve periodistas y uno se encuentra desaparecido. Otros, numerosos, han elegido el exilio tras padecer repetidas presiones o amenazas, con frecuencia atribuidas a las mismas autoridades”, recordó Reporteros sin Fronteras.

“Junto con la redacción de Proceso, exigimos que se esclarezca el asesinato de Regina Martínez, así como el de sus colegas, a través de una investigación en la que colaboren las instituciones federales y las organizaciones de defensa de la libertad de información”, agregó Reporteros sin Fronteras.

Con una celeridad inédita Jorge Antonio Hernández, alias “El Silva”, detenido en octubre de 2012, fue sentenciado a 38 años y 60 días de prisión el 9 de abril de 2013, por el juzgado Tercero de Primera Instancia del estado de Veracruz. “El Silva”, analfabeta y portador del virus del sida, no habría “presentado algún elemento de descargo para demostrar su inocencia” según los jueces y habría reconocido su participación en el asesinato de Regina Martínez.

Según Proceso, el hombre alegó haber sido torturado y haber recibido amenazas contra su familia para obligarlo a inculparse del crimen. Reporteros sin Fronteras recuerda que tales procedimientos –indignos de un Estado de Derecho si se llevaron a cabo– también fueron denunciados en dos de los raros casos de crímenes cometidos contra periodistas en los que se dictaron sentencias penales: el asesinato del camarógrafo estadounidense de Indymedia, Brad Will, ocurrido en octubre de 2006 en Oaxaca, y el del corresponsal de Televisa Amado Ramírez, perpetrado en abril de 2007 en Acapulco (Guerrero). En ambos casos el único sospechoso, arrestado rápidamente, firmó su confesión tras recibir tratos crueles y en menosprecio de toda presunción de inocencia.

Insolente

Verónica Danell, conductora de "Mega Noticias", corresponsal del diario Excelsior y del canal Cadena Tres, fue despedida sin recibir la indemnización que le correspondía el 9 de abril de 2013. La periodista, con frecuencia incisiva, manifiestamente molestaba a las autoridades locales y a los representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Verónica Danell había dado a conocer un video en el que aparecía el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, confundiendo a Xalapa, la capital del estado, con el puerto de Veracruz. También había difundido algunos comentarios del público en los que se hacía mofa de la obesidad de Javier Duarte, así como del despilfarro millones de pesos por parte de la alcaldesa de Xalapa, Elizabeth Morales.

Según Verónica Danell, ella no es “controlable”. La periodista considera que fue despedida “por órdenes” del gobernador. “Esta acusación requiere de un explicación clara de Javier Duarte y de la dirección de 'Mega Noticias'. El despido de una periodista, en estos términos, no corresponde a los estándares de los que se jactan las autoridades de Veracruz en materia de libertad de expresión”, concluyó Reporteros sin Fronteras.