Noticias

4 Agosto 2020

Asesinan a un periodista y su escolta en México

El periodista Pablo Morrugares y el policía que lo protegía fueron asesinados en el estado de Guerrero. Es el cuarto periodista asesinado en México desde el inicio del año.

Pablo Morrugares, periodista y director del portal informativo PM Noticias, fue asesinado a tiros por hombres fuertemente armados en un restaurante el domingo 2 de agosto a la una de la madrugada, en el municipio de Iguala, estado de Guerrero (sur del país). Debido a las amenazas que padecía desde 2015 el reportero gozaba de medidas de protección del Estado, por lo que contaba con la protección de un policía, quien se encontraba con él en el momento del ataque y también fue asesinado. 


Pablo Morruagares realizaba investigaciones sobre los grupos delictivos de la región. Recientemente había publicado un reportaje sobre la detención provisional de dos sospechosos de haber cometido un homicidio y otro sobre una emboscada a las fuerzas policíacas organizada por un grupo delictivo. 


Reporteros sin Fronteras (RSF) pide a las autoridades que realicen una investigación exhaustiva sobre el asesinato del periodista Pablo Morrugares y el policía que lo protegía”, señaló Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF. “Debe identificarse a los responsables de estos asesinatos para que rindan cuentas ante la justicia y luchar contra la impunidad que prevalece en este tipo de crímenes, que nutre la violencia que enfrentan los periodistas en el país”, añadió.  


Pablo Morrugares es el cuarto periodista asesinado en México desde el inicio de 2020 –y el segundo en Guerrero–. El periodista Víctor Fernando Álvarez Chávez desapareció el 1 de abril de 2020; la Fiscalía General del Estado de Guerrero confirmó que el reportero fue asesinado diez días después. En el norte de México, el periodista Jorge Miguel Armenta Ávalos, quien también contaba con protección del Estado,  fue asesinado el 16 de mayo de 2020. La periodista María Elena Ferral Hernández fue asesinada el 30 de marzo en el estado de Veracruz. 


En 2019 se registraron en el país diez casos de periodistas asesinados en los que el crimen estuvo relacionado con su profesión. 


México es uno de los países más peligrosos para la prensa, se encuentra en el lugar 143, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada por RSF.