Noticias

19 Mayo 2014 - Actualizado el 20 Enero 2016

Asesinan a un periodista paraguayo en la frontera con Brasil; es el segundo caso en menos de dos años


Reporteros sin Fronteras recibió con gran tristeza la noticia del asesinato de Fausto Gabriel Alcaraz, conductor de un programa de la estación Radio Amambay, ocurrido el 16 de mayo de 2014. Cuando el periodista salía del estudio de grabación, en la ciudad de Pedro Juan Caballero (al este del país), fronteriza con Brasil, dos individuos que circulaban en motocicleta le dispararon; recibió once impactos de bala. El propietario de la radio, el senador Robert Acevedo, señaló que el asesinato tuvo lugar después de que Fausto Gabriel Alcaraz nombrara directamente en su programa a individuos involucrados con el narcotráfico en la región, a quienes denunció “con nombre y apellido”. “Es de capital importancia que este asesinato no quede en la impunidad, como por desgracia ha sucedido con frecuencia en Paraguay”, expresó Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de Reporteros sin Fronteras. “Debe realizarse una investigación a profundidad sobre este homicidio para que se identifique a los autores; asimismo, no debe descartarse de entrada que el móvil del crimen pudo haber estado relacionado con la profesión de la víctima. Actualmente, los colegas del periodista se encuentran en una situación muy preocupante. Hacemos un llamado a las autoridades para que garanticen su seguridad”, agregó. Éste es el segundo asesinato de un periodista registrado en menos de dos años en Pedro Juan Caballero, capital de la región de Amambay, importante centro de operaciones del narcotráfico del Cono Sur. En esta zona reina un clima de alta tensión entre los narcotraficantes y los políticos, de ambos lados de la frontera, y los periodistas padecen de lleno la violencia. El 6 de febrero de 2013 dos hombres que circulaban en motocicleta asesinaron a Marcelino Vásquez, director de la radio local Sin Fronteras. Estos dramas recuerdan tristemente el caso de Santiago Leguizamón, director de la estación de radio Mburucuyá, asesinado en 1991. Hasta la fecha, ninguno de estos vergonzosos homicidios ha sido elucidado. Debe combatirse cuanto antes la sistemática impunidad que existe en Paraguay, país que se encuentra en el lugar 105, entre 180 países, en la edición 2014 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos subrayó en su Informe Anual, publicado el 23 de abril de 2014, la necesidad de que exista un mecanismo nacional de protección para los periodistas.