Héroes de la información

Verónica Basurto

Cubrir las investigaciones policíacas es ciertamente una de las actividades más arriesgadas del periodismo mexicano. Como freelance en México, Verónica Basurto desarrolló una verdadera investigación sobre diversos casos de corrupción e impunidad. Junto con Laurence Cuvillier, corresponsal del canal France24, trabajó en el caso de Hugo Alberto Wallace, asesinado en 2005, así como en el del arresto de la francesa Florence Cassez. Verónica recibió numerosas amenazas por parte del crimen organizado y tuvo que luchar a contracorriente contra una justicia hostil. Un clima alarmante que la obligó a cambiar de domicilio constantemente y, finalmente, a exiliarse. Vivió un año de exilio en España, lo que constituye una muestra tangible de las deficiencias del Mecanismo para la Protección de periodistas y de defensores de los derechos humanos creado por el gobierno mexicano en octubre de 2012. Pese a todo, Verónica decidió regresar a su país y continuar su trabajo de investigación.