eSwatini

eSwatini

No existe una prensa libre

La antigua Suazilandia, pequeño país enclavado en el sur de África que en 2018 se convirtió en Esuatini por decreto del rey, es una monarquía absoluta que impide a los periodistas ejercer su oficio. En el reino de Mswati III ninguna corte de justicia cuenta con facultades para procesar y juzgar a los miembros del gobierno, en cambio, cualquier crítica a la monarquía puede ser motivo de un proceso penal. La cultura del secreto, omnipresente, dificulta el acceso a la información. El Estado controla por completo los medios de comunicación. La única cadena de televisión privada que existe pertenece a la familia del rey. Decenas de leyes liberticidas, que permiten juzgar a los periodistas, contemplan severas sanciones para quien critique al gobierno. El acoso, las intimidaciones y las agresiones físicas a los profesionales de la información son comunes y provocan que estos se autocensuren de forma casi permanente por miedo a represalias. En enero de 2018 un periodista de investigación se vio obligado a huir a Sudáfrica, ya que recibió amenazas de muerte por haber publicado un reportaje en el que revelaba que el rey estaba implicado en un caso de corrupción. Su diario fue cerrado por orden del rey. Varios fotorreporteros también fueron agredidos por las fuerzas de la policía.

147
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

+5

152 en 2018

Puntuación

-2.37

51.46 en 2018

Contactos

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro