Egipto

Egipto

Una de las mayores prisiones del mundo para los periodistas

La situación de la libertad de información es cada vez más preocupante en Egipto, donde son comunes las olas de registros y detenciones de periodistas. El país se ha convertido en una de las mayores prisiones del mundo para los periodistas. Algunos de ellos han pasado años en prisión preventiva en espera de un juicio o sin que siquiera se haya presentado un cargo en su contra; otros, han sido condenados en juicios injustos a largas penas de prisión que van hasta la cadena perpetua. Desde que Abdel Fattah Al Sissi llegó al poder, los periodistas presencian una “sissización” de los medios de comunicación: el gobierno egipcio caza a los reporteros que sospecha tienen una relación cercana con los Hermanos Musulmanes y ha empezado a comprar los principales medios de comunicación. Las autoridades controlan el paisaje mediático a su conveniencia, imponiendo una losa sobre la información libre en el país. Internet es el último espacio en el que puede circular información independiente, pero desde el verano de 2017 más de 500 sitios web han sido bloqueados, entre ellos numerosos portales de noticias.Privados de visibilidad en línea, es imposible para estos medios de comunicación sobrevivir, por lo que se ven obligados a cerrar. También han aumentado las detenciones por publicaciones en las redes sociales.El arsenal jurídico represivo amenaza cada vez más la libertad de prensa. La ley contra el terrorismo (adoptada en agosto de 2015) establece que, en nombre de la seguridad nacional, los periodistas deben respetar la versión oficial de los hechos cuando cubren atentados. Una nueva ley marco que regula los medios de comunicación y una ley contra la delincuencia en internet, adoptadas en 2018, graban en mármol el control que quiere ejercer el Poder Ejecutivo en los medios de comunicación. Esta legislación le permite juzgar y encarcelar a periodistas, así como cerrar sitios web que difunden información independiente. En una gran parte de la región del Sinaí se prohíbe el ingreso a periodistas y defensores de los derechos humanos, así como la cobertura independiente de cualquier operación militar. La censura no sólo concierne a temas relacionados con el ejército, los periodistas también pueden ser encarcelados si abordan ciertos temas económicos (la inflación, la corrupción). Durante los comicios, como las elecciones presidenciales efectuadas en la primavera de 2018, o el referéndum constitucional para prolongar el mandato presidencial, se exacerba la censura y se acelera el ritmo de cierre de medios de comunicación. La prensa extranjera no está exenta de estas medidas: las autoridades han suprimido textos y atacado reportajes, expulsado periodistas o les han prohibido entrar al país.

166
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-3

163 en 2019

Puntuación

+0.35

56.47 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro