Angola

Angola

Los medios de comunicación tradicionales aún están bajo control

La llegada a la presidencia de João Lourenço, en septiembre de 2017, puso fin a 40 años de reinado del clan Santos. Sin embargo, los cuatro canales de televisión, las 17 radios y la veintena de medios de comunicación impresos del país siguen bajo el control o la influencia del gobierno y del partido en el poder. Sólo Radio Ecclesia y un puñado de sitios web logran producir información crítica e independiente. El precio exorbitante de las licencias de radio y televisión constituye un freno para el pluralismo e impide que aparezcan nuevos actores en el paisaje mediático angoleño. En 2016 el gobierno aprobó leyes que obligan a los medios de comunicación audiovisuales a difundir los mensajes oficiales del presidente a la Nación y que facilitan que se presenten demandas por difamación, delito que en el país es sancionado penalmente. Sin embargo, en 2018 se registraron señales alentadoras: las autoridades judiciales absolvieron a dos periodistas de investigación; se reconoció que habían cumplido con su “obligación de informar con toda objetividad”. Asimismo, en los diarios del Estado se publicaron artículos de opinión de la oposición. Por otro lado, aún no se despenalizan los delitos de prensa, a pesar de que los profesionales de la información han insistido en ello.

109
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

+12

121 en 2018

Puntuación

-3.39

38.35 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro