Archivo

Tercera Clasificacion Mundial De La Libertad De Prensa (2004)


Asia Oriental y Oriente Medio son las peores regiones del mundo
País Note
1 Dinamarca 0,50
- Eslovaquia 0,50
- Finlandia 0,50
- Irlanda 0,50
- Islandia 0,50
- Noruega 0,50
- Países Bajos 0,50
- Suiza 0,50
9 Nueva Zelanda 0,67
10 Letonia 1,00
11 Alemania 2,00
- Estonia 2,00
- Suecia 2,00
- Trinidad y Tobago 2,00
15 Slovenia 2,25
16 Lituania 3,00
17 Austria 3,25
18 Canadá 3,33
19 Francia 3,50
- República Checa 3,50
21 Bosnia-Herzegovina 3,67
22 Bélgica 4,00
- Estados Unidos (territorio estadounidense) 4,00
24 Jamaica 4,17
25 Portugal 4,50
26 África del Sur 5,00
27 Benin 5,50
28 El Salvador 6,00
- Hungría 6,00
- Reino Unido 6,00
31 República Dominicana 6,75
32 Polonia 6,83
33 Grecia 7,00
34 Hong Kong 7,50
35 Costa Rica 7,63
36 Bulgaria 8,00
- Israel (territorio israelí) 8,00
38 Cabo Verde 8,75
39 España 9,00
- Italia 9,00
41 Australia 9,50
42 Chile 10,00
- Japón 10,00
- Namibia 10,00
- Uruguay 10,00
46 Mauricio 10,50
- Paraguay 10,50
48 Corea del Sur 11,13
49 Macedonia 11,25
50 Albania 11,50
- Botsuana 11,50
52 Nicaragua 11,67
53 Honduras 11,75
54 Croacia 11,83
55 Grenada 12,00
56 Malí 12,83
57 Ghana 13,50
- Timor-Leste 13,50
59 Tailandia 14,00
60 Taiwan 14,25
61 Panama 14,50
- Tanzania 14,50
63 Islas Fiyi 16,00
64 Burkina Faso 16,25
- Mozambique 16,25
66 Brasil 16,50
- Ecuador 16,50
- Guatemala 16,50
69 Congo 17,50
70 Rumania 17,83
71 Níger 18,33
72 Madagascar 18,50
73 Burundi 19,00
- Mongolia 19,00
75 Togo 19,50
76 Bolivia 20,00
77 Serbia y Montenegro 20,13
78 Moldavia 20,50
79 Argentina 21,33
80 Senegal 21,50
81 Chipre 22,00
82 Kenia 22,25
83 Armenia 23,50
- Guinea-Bissau 23,50
- Seychelles 23,50
86 Uganda 24,00
87 Líbano 24,38
88 Guinea 24,50
- Sierra Leona 24,50
90 Venezuela 24,63
91 Angola 26,50
- Comoras 26,50
93 Camerún 27,00
94 Georgia 27,50
95 Tayikistán 27,75
96 México 27,83
97 Afganistán 28,25
98 Gambia 29,50
- Lesotho 29,50
100 Zambia 29,75
101 Malaui 31,00
- Suazilandia 31,00
103 Kuwait 31,67
104 Qatar 32,50
- República Centro africana 32,50
106 Chad 33,25
107 Kirguizistán 35,25
108 Estados Unidos (en Irak) 36,00
109 Camboya 36,50
- Sri Lanka 36,50
111 Filipinas 36,63
112 Ethiopía 37,00
113 Ruanda 37,25
- Turquía 37,25
115 Gabón 37,50
- Israel (territorios ocupados) 37,50
117 Indonesia 37,75
- Nigeria 37,75
119 Tonga 38,17
120 India 38,50
121 Jordania 39,13
122 Malaisia 39,83
123 Liberia 40,00
- Perú 40,00
125 Haití 42,13
126 Marruecos 43,00
127 Autoridad Palestina 43,17
128 Argelia 43,50
- Egipto 43,50
- Somalia 43,50
131 Kazajistán 44,17
132 Sudán 44,25
133 Guinea Ecuatorial 46,25
134 Colombia 47,38
135 Yemen 48,00
136 Azerbaiyán 49,67
137 Emiratos Árabes Unidos 50,25
138 Mauritania 51,00
- Ucrania 51,00
140 Rusia 51,38
141 República Democrática del Congo 51,50
142 Uzbekistán 52,13
143 Bahrein 52,50
144 Bielorrusia 54,10
145 Djibouti 55,00
146 Bután 55,83
147 Singapur 57,00
148 Irak 58,50
149 Costa de Marfil 60,38
150 Pakistán 61,75
151 Bangladesh 62,50
152 Túnez 62,67
153 Laos 64,33
154 Libia 65,00
155 Siria 67,50
- Zimbabue 67,50
157 Maldivas 69,17
158 Irán 78,30
159 Arabia Saudí 79,17
160 Nepal 84,00
161 Vietnam 86,88
162 China 92,33
163 Eritrea 93,25
164 Turkmenistán 99,83
165 Birmania 103,63
166 Cuba 106,83
167 Corea del Norte 107,50



Reporteros sin Fronteras publica su tercera clasificación mundial de la libertad de prensa. En Asia Oriental (Corea del Norte, Birmania, China, Vietnam y Laos) y Oriente Medio (Arabia Saudí, Irán, Siria y Irak) es donde la libertad de prensa se ve más amenazada. En cabeza de la clasificación se encuentran mayoritariamente países de Europa del Norte (Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Islandia, Noruega, Países Bajos), verdaderos remansos de paz para los periodistas.


Reporteros sin Fronteras publica su tercera clasificación mundial de la libertad de prensa. En Asia Oriental (Corea del Norte, en última posición, 167; Birmania, 165; China; 162; Vietnam, 161; Laos, 153) y en Oriente Medio (Arabia Saudí, 159; Irán, 158; Siria, 155; Irak, 148), es donde la libertad de prensa se encuentra más amenazada. En esos países, la libertad de prensa es simplemente inexistente y los periodistas están sometidos a represión y censura cotidianas. Allí no están garantizadas ni la libertad de información ni la seguridad de los periodistas. En Irak, la guerra que perdura es la más asesina de los últimos años para la profesión (han matado a 44 periodistas desde el comienzo del conflicto, en marzo de 2003).


Desgraciadamente existen en el mundo muchos otros puntos negros para la libertad de prensa. Cuba (166) es, después de China, la mayor cárcel del mundo para los periodistas (con 26 detenidos). Desde la primavera de 2003, esos periodistas independientes se pudren en las cárceles, tras haber sido condenados a penas que van de 14 a 27 años de reclusión.


En Turkmenistán (164) y Eritrea (163), no existe ninguna prensa privada. Los habitantes de esos países no tienen más fuente informativa que los medios de comunicación del Estado, dóciles reproductores de la propaganda oficial.


A la cabeza de esta clasificación se encuentran mayoritariamente los países de Europa del Norte (Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Islandia, Noruega, Holanda), auténticos remansos de paz para los periodistas. Entre los veinte países mejor clasificados, solo hay tres que no son europeos (Nueva Zelanda, 9; Trinidad y Tobago, 11 y Canadá, 18).


Otras pequeñas democracias, normalmente pobres, también aparecen entre los países que tradicionalmente respetan más la libertad de prensa: El Salvador (28) y Costa Rica (35) en América Central; Cabo Verde (38) y Namibia (42) en Africa, o Timor-Este (57) en Asia.


Para establecer esta clasificación Reporteros sin Fronteras pidió a sus organizaciones colaboradoras (14 asociaciones de defensa de la libertad de expresión, dispersas en los cinco continentes), a su red de 130 corresponsales, y a periodistas, investigadores, juristas o militantes de los derechos humanos, que respondieran a 52 preguntas que permiten evaluar la situación de la libertad de prensa en un país. En ella aparecen 167 naciones; las demás no están, por falta de informaciones.



Nota metodológica

Esta clasificación permite medir el estado de la libertad de prensa en el mundo. Refleja el grado de libertad que disfrutan los periodistas y los medios de comunicación de cada país y las medidas adoptadas por los Estados, para respetar y hacer respetar esa libertad.


Es una fotografía de una situación, en un período dado. Solamente tiene en cuenta los acontecimientos ocurridos entre el 1 de septiembre de 2003 y el 1 de septiembre de 2004. No tiene en cuenta el conjunto de violaciones de los derechos humanos, sino únicamente los atentados a la libertad de prensa.


Para establecer esta clasificación, Reporteros sin Fronteras realizó un cuestionario retomando los principales criterios -52 en total- que permiten evaluar la situación de la libertad de prensa, en un país dado. Ese cuestionario establece el balance del conjunto de atentados directos contra periodistas (asesinatos, encarcelamientos, agresiones, amenazas, etc.) o contra medios de comunicación (censuras, embargos, registros, presiones, etc.). Igualmente tiene en cuenta el grado de impunidad que disfrutan los autores de esas violaciones de la libertad de prensa. El cuestionario también tiene en cuenta el marco jurídico que rige el sector de los medios de comunicación (sanciones para delitos de prensa, monopolio estatal en algunos terrenos, presencia de un órgano de regulación, etc.), y el comportamiento del Estado frente a los medios públicos y la prensa internacional. Establece también los principales atentados a la libertad de circulación de la información en Internet.


Reporteros sin Fronteras no ha tenido solamente en cuenta las exacciones debidas al Estado, sino también las de las milicias armadas, organizaciones clandestinas o grupos de presión.


Este cuestionario se envió a las organizaciones colaboradoras de Reporteros sin Fronteras (14 asociaciones de defensa de la libertad de expresión, dispersas en los cinco continentes), a su red de 130 corresponsales y a periodistas, investigadores, juristas o militantes de los derechos humanos. Un baremo establecido por Reporteros sin Fronteras permitió después atribuir una calificación a cada cuestionario. Los consejos y la asistencia del Instituto de Estadística de la Universidad de París han permitido un tratamiento más fiable y riguroso de los datos recogidos.


Los 167 países son aquellos de los que Reporteros sin Fronteras ha recibido los cuestionarios rellenos por varias fuentes independientes. Otros no figuran por falta de informaciones fiables y contrastadas. En caso de empate entre varios países, se han clasificado por orden alfabético.


Finalmente, en ningún caso debe tomarse este trabajo como un indicador de la calidad de la prensa, en los países mencionados.