Noticias

16 Mayo 2019

Uzbekistán: Las autoridades levantan el bloqueo a numerosas web de información independientes

Reporteros Sin Fronteras celebra la decisión de levantar la censura a numerosas web de noticias bloqueadas, e insta a las autoridades a levantar la prohibición a las pocas que quedan todavía, para que finalmente se eliminen estos obstáculos al ejercicio de un periodismo independiente que permita abordar el debate sobre la represión ejercida en las últimas décadas.

El 11 de mayo los usuarios de Internet en Uzbekistán volvieron a tener acceso a decenas de web de noticias como las de Ferghana, Uzmetronom, AsiaTerra, Eurasianet, Voice of America, BBC y Deutsche Welle. Muchas de ellas llevaban bloqueadas desde 2005, tras la masacre en Andijan.

 

El director de la Agencia de Información y Medios de Comunicación, Komil Allamjonov, anunció también que se permitirá el reacceso a la web de Reporteros Sin Fronteras, así como a las páginas de otras organizaciones internacionales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional.

Estas medidas irán seguidas del levantamiento al bloqueo de redes sociales y servicios de mensajería. Pero cabe recordar que siguen bloqueados los espacios en Internet de medios de comunicación como el servicio uzbeko de Radio Free Europe/Radio Liberty, Radio Ozodlik, y Eltuz.

 

"Es una gran noticia que Uzbekistán lidere la tendencia contraria a censura en Internet que se expande de manera generalizada en la región", Johann Bihr, responsable de la ofician de Europa del Este de Reporteros Sin Fronteras.

 

"Urgimos a las autoridades a restaurar el acceso a todos los sitios bloqueados y a llevar a cabo las reformas necesarias que permitan el pleno restablecimiento de la libertad de prensa en Uzbekistán. Deben abandonarse todas las medidas de censura y vigilancia, y facilitar las acreditaciones a periodistas independientes para que puedan trabajar y traer justicia a las víctimas de abusos durante décadas", añade.

 

Levantar la censura a web bloqueadas es el último paso de una apertura progresiva iniciada tras la muerte del Presidente Karimov en 2016. Algunos periodistas encarcelados desde hace décadas han sido puestos en libertad, han aparecido programas de discusión política y algunos medios cubren ahora temas sensibles como la corrupción y el trabajo forzado.

Pero la vigilancia, la censura y la autocensura siguen estando presentes en una de las dictaduras más duras del mundo. El pasado 10 de mayo la policía hizo una redada en el domicilio del periodista y poeta Mahmud Rajabov, mientras varias ONG critican el constante acoso al defensor de derechos humanos y antiguo periodista Dilmurod Sayyid, en libertad desde 2018 después de pasar nueve años encarcelado.

 

Uzbekistán mejoró cinco puestos en la última Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras, pero sigue siendo el país 160 de 180. "Esto significa que todavía tenemos mucho que hacer para garantizar la libertad de expresión y los derechos de los periodistas", manifestó Allamjonov en referencia a la Clasifiación la semana pasada. "Debemos progresar en esta materia porque todas las políticas y reformas que estamos llevando a cabo están directamente vinculadas con la libertad de expresión y la libertad de la prensa".