Noticias

18 Abril 2013 - Actualizado el 20 Enero 2016

Una campaña marcada por la censura; se temen ajustes de cuentas tras las elecciones


Ahora que Paraguay se prepara para elegir a un nuevo presidente y a un nuevo Congreso en las elecciones generales del 21 de abril de 2013, Reporteros sin Fronteras reitera su llamado a favor de un pluralismo real y de una democratización de los soportes informativos. La organización también advierte que las fuertes revelaciones hechas por la prensa durante la campaña sobre los dos principales candidatos a la presidencia: Horacio Cartes (Partido Colorado, derecha conservadora) y Efraín Alegre (Partido Liberal Radical Auténtico, derecha liberal), podrían dar lugar a ajustes de cuentas y represalias. “Estas elecciones no pueden hacer olvidar las consecuencias que tuvo el golpe parlamentario del 22 de junio de 2012 sobre la libertad de información y el debate público. Esta situación pesó sobre la campaña: dos canales nacionales de televisión –entre ellos TV Pública– se negaron a difundir un spot publicitario del Frente Guasu, la coalición del presidente derrocado, Fernando Lugo. Más que nunca se impone la creación de un nuevo marco de regulación de los medios de comunicación que limite los conflictos de interés y garantice la representatividad de los diferentes sectores de opinión. Las radios comunitarias deben tener el lugar que les corresponde en ella”, declaró Reporteros sin Fronteras. “Paraguay sigue siendo un país de riesgo para los periodistas, debido principalmente a la filtración de las mafias en el medio político. Esta colusión fue ampliamente denunciada durante la campaña. ¿Con qué garantías de seguridad y libertad contarán los periodistas expuestos a posibles ajustes de cuentas una vez que hayan pasado las elecciones? Este constituye un verdadero motivo de preocupación del que deben ocuparse los vencedores en las urnas”, agregó la organización. La exigencia de “servicio público” impuesta al sector audiovisual en periodo electoral vivió un verdadero esguince con la censura del spot publicitario del Frente Guasu en los canales TV Pública y Canal 9 SNT (privado). Este video subraya la implicación directa de los dos principales candidatos de las elecciones presidenciales en el golpe parlamentario del 22 de junio pasado. Horacio Cartes y Efraín Alegre también son acusados en graves casos de malversación financiera, que han sido difundidos por los principales diarios del país, ABC Color y Última Hora. Horacio Cartes, quien ya había sido mencionado en cables diplomáticos sobre el narcotráfico en la región, difundidos por WikiLeaks, aparece ahora en los archivos de Offshore Leaks. Se descubrió que Horacio Cartes creó un banco, la Amambay Trust Bank, en las Islas Cook, un paraíso fiscal. Hechos abordados en el libro “La otra cara de HC”, publicado en marzo pasado. Su autor, el periodista César Avalos, denuncia que desde entonces ha recibido amenazas de muerte. Otras acusaciones conciernen al campo rival. La más grave: la de la presunta compra, por parte del Estado, de más de 5.000 hectáreas de tierra a una empresa ligada al presidente del Congreso, Jorge Oviedo Matto (destituido e investigado por eso), a cambio de apoyo político, suyo y de su partido, a la candidatura de Efraín Alegre. En este ambiente propicio a la polarización, el director y propietario de la estación privada regional Radio Puente Kyha, Teodoro Ortellado, cercano a los Colorados, denunció amenazas oficiales de cierre contra su medio de comunicación.