Noticias

30 Diciembre 2003 - Actualizado el 20 Enero 2016

Un periodista, secuestrado desde hace seis meses, muere en un enfrentamiento en Aceh


El reportero Ersa Siregar, el canal RCTI, murió en un intercambio de disparos entre rebeldes separatistas y soldados indonesios. En junio pasado, los rebeldes le cogieron como rehén junto a su camarógrafo, Fery Santoro, del que no se han vuelto a tener noticias.
Ersa Siregar, reportero del canal de televisión Rajawali Citra Televisi (RCTI), apareció muerto el 29 de diciembre de 2003, en el este de la provincia de Aceh (al norte de la isla de Sumatra), tras un intercambio de disparos entre rebeldes del Movimiento Aceh Libre (GAM) y algunos militares indonesios. El periodista, así como dos miembros de su equipo, llevaban seis meses retenidos como rehenes por los rebeldes independentistas. Reporteros sin Fronteras deplora la muerte de Ersa Siregar. Desde que la provincia de Aceh está sometida a la ley marcial, los periodistas que cubren el conflicto pagan un grave tributo. La organización pide a los beligerantes que adopten disposiciones para garantizar la seguridad y la libertad de movimientos de lo periodistas en la región. Reporteros sin Fronteras lamenta vivamente que el gobierno no haya escuchado las recomendaciones de la Federación Internacional de Periodistas (FIJ) y de la Alianza Independiente de Periodistas (AJI, indonesia), que negociaron con los separatistas del GAM la liberación de Ersa Siregar y su equipo. El cuerpo del periodista apareció, el 29 de diciembre, tras un enfrentamiento entre rebeldes del GAM y militares indonesios. De 52 años de edad, trabajaba desde 1993 en el canal de televisión RCTI. El pasado 29 de junio, Ersa Siregar fue tomado como rehén, junto con su camarógrafo Fery Santoro y su chófer, en el distrito de Peureulak (este de la provincia de Aceh), por unos rebeldes que les acusaban de "espionaje". Desde entonces, numerosos periodistas indonesios y organizaciones de los derechos humanos se habían movilizado para poner fin al secuestro. El 4 de noviembre, un centenar de periodistas se manifestaron en Yakarta ante el Ministerio de Asuntos Políticos y Seguridad, exigiendo que se hiciera todo lo necesario para conseguir su liberación. En diciembre, la FIJ y la AJI pidieron al gobierno indonesio que autorizara a una delegación de periodistas y Cruz Roja Internacional a viajar a Aceh, para finalizar la liberación de los reporteros de RCTI. Según la FIJ, el GAM dio su acuerdo a un principio de liberación de Ersa Siregar y su equipo. A comienzos de diciembre, el chófer logró escapar, pero se sigue sin noticias del camarógrafo Fery Santoro. Desde el 19 de mayo, fecha de la entrada en vigor de la ley marcial en la provincia de Aceh, Ersa Siregar es el segundo periodista víctima del conflicto, que enfrenta al GAM con las fuerzas de seguridad. En junio, Mamad jamaluddin, camarógrafo del canal televisivo público TVRI, fue asesinado en Banda Aceh (capital de la provincia), por motivos que todavía se desconocen.