Noticias

4 Noviembre 2019

Ucrania: Amenazda la confidencialidad de las fuentes del equipo del programa “Skhemy”

RFE/RL Graphics
Reporteros sin Fronteras manifiesta su preocupación por la posibilidad de que un tribunal de apelación ratifique la orden incial de la justicia ucraniana de obligar a los periodistas del programa de investigación “Skhemy” que aporten documentos relativos a su trabajo.

La orden emitida inicialmente exige a los periodistas de “Skhemy”, programa especializado en investigar temas relacionados con la corrupción, aportar a la policía todos los documentos relacionados con el viaje a Maldivas del Presidente Poroshenko. Los periodistas se habían negado, exponiéndose a una posible redada policial.

 

La información sobre el viaje a Maldivas del Presidente Petro Poroshenko en enero de 2018, y la astronómica suma que ello supuso, han causado consternación en Ucrania. El programa “Skhemy” está producido por Radio Free Europe/Radio Liberty y se emite a través del canal  UA:Pershyi.  Mikhail Tkach, Natalia Sedletska y otro periodista del programa, luchan para proteger a sus fuentes, poniendo todas sus esperanzas en la audiencia del recurso de apelación prevista para el 5 de noviembre.

 

"Esta interferencia judicial en sus trabajos viola la confidencialidad de sus fuentes, que sin embargo está garantizada en la legislación ucraniana y en la europea", afirma la oficina de Europa del Este de Reporteros sin Fronteras. "Este episodio es más desconcertante si cabe porque parece perpetuar prácticas que aparecieron en la reciente campaña electoral. También pedimos a las nuevas autoridades ucranianas que restrinjan las excepciones a la confidencialidad de las fuentes admisible en la ley".

Pero, además de comprometer la confidencialidad de las fuentes, el equipo de “Skhemy” teme que la orden judicial comprometa también una cantidad excesiva de información.

El tribunal ha exigido esta documentación en base a una investigación criminal sobre el uso de documentos falsos en el viaje de Poroshenko y sus invitados a Maldivas del 1 al 8 de enero de 2018. Poroshenko ha negado utilizar documentación falsa. El reportaje, titulado “Mr Petro Incognito”, eleva a medio millón de dólares el costo del viaje, una cifra que ha consternado a la sociedad ucraniana, uno de los países más pobres y corruptos de Europa.

No es la primera vez que el programa "Skhemy" es blanco de este tipo de persecución. En septiembre de 2018 la fiscalía general consiguió que un trribunal le diese acceso a los datos del móvil de la editora Natalia Sedletska.

Ucrania ocupa el puesto 102 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros sin fronteras.