Noticias

21 Junio 2019

Turquía: Turno de acoso para la información económica: reporteros de finanzas al banquillo

Wikimedia Commons
Reporteros sin Fronteras (RSF) expresa su alarma por la cantidad de periodistas de Economía que están siendo juzgados ​​en Turquía. Encausado por el banco estatal turco Ziraat, Cengiz Erdinç fue a juicio este jueves, mientras que dos corresponsales de Bloomberg se sentarán en el banquillo en septiembre por su cobertura de la crisis monetaria del año pasado.

Los medios turcos pueden hablar cada vez de menos asuntos y cubrir la economía se está volviendo peligroso. A Erdinç lo juzgan desde este jueves en Estambul y se enfrenta a una posible condena por un artículo publicado en el diario Yurt en 2016 en el que informaba de que la sucursal de Ziraat en Nueva York se había visto obligada a dejar de prestar servicios bancarios a particulares a causa de una investigación de las autoridades financieras de Estados Unidos.

 

Contrariamente al procedimiento legal establecido, las autoridades judiciales turcas dieron el visto bueno a la demanda de Ziraat sin obtener primero la aprobación de las autoridades bancarias.

 

Esta audiencia se produce pocos días después de que otro tribunal penal de Estambul accediera a acusar a los reporteros de Bloomberg Kerim Karakaya y Fercan Yalınkılıç por los cargos de tratar de "desestabilizar la economía" en el apogeo de la crisis financiera turca de agosto de 2018, al informar sobre el pánico bancario por la caída "sin precedentes desde 2001", de la lira turca.

 

La acusación nombra a otras 36 personas, entre los que se cuentan los periodistas Mustafa Sönmez , Merdan Yanardağ y Sedef Kabaş, por tuitear sobre el artículo. Todos se enfrentan a hasta cinco años de prisión bajo la ley de Turquía sobre mercados financieros. El juicio comenzará en Estambul el 20 de septiembre.

 

Al presidente Recep Tayyip Erdoğan siempre le ha resultado difícil que se cubran las crisis financieras, pero estos juicios representan una nueva escalada. Muchos periodistas de investigación han sido enjuiciados en el pasado por sus informaciones sobre corrupción, pero ahora el foco está en noticias elementales sobre economía y negocios. Anteriormente, era inusual que los periodistas fueran procesados bajo las leyes de los mercados bancarios y financieros de Turquía.

 

"Turquía no tiene nada que ganar enterrando la cabeza en la arena", advierte el representante de RSF Turquía, Erol Önderoğlu. “ Por el contrario, la información fiable, la transparencia y el restablecimiento del Estado de derecho son la forma más segura de inspirar confianza en los inversores. Al interés general se le sirve mejor poniendo fin a estos juicios y respetando el trabajo de los periodistas ”.

 

En el incesante desmantelamiento del Estado de derecho la situación de los medios de comunicación turcos se ha vuelto cada vez más precaria, especialmente desde el intento de golpe de julio de 2016. Turquía, que actualmente ostenta el récord mundial por número de periodistas profesionales en prisión, ocupa el puesto 157, de 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019 de Reporteros sin Fronteras.