Noticias

12 Mayo 2017

Turquía. Detenido el fotógrafo francés Mathias Depardon

El fotógrafo francés Mathias Depardon fue detenido, el 8 de mayo, en es sureste de Turquía por motivos completamente injustificados. Reporteros sin Fronteras ha pedido su inmediata e incondicional puesta en libertad.

Depardon, con sede en Turquía en los últimos años, fue detenido en la localidad de Hasankeyf mientras hacía un reportaje sobre los ríos Tigris y Eufrates para la revista National Geographic.

Tras pasar casi 30 horas en la comisaría de Hasankeyf, fue trasladado a un centro de detención que controla el Departamento Nacional de Migración, dependiente del ministerio del Interior, en la ciudad de Gaziantep.


La comisaría de Hasankeyf asegura que fue detenido por ser sospecho de “propaganda para una organización terrorista”, en aparente alusión a las imágenes tomadas a miembros del ilegalizado PKK publicadas en el pasado en medios de comunicación franceses.


“La detención de Mathias Depardon supone una prueba más de la la forma en la que tienen que trabajar los periodistas extranjeros y las sospechas que levantan de manera creciente en Turquía”, afirma Erol Önderoğlu, representante de RSF en el país. “Los cargos absurdos presentados contra él parecen diseñados únicamente a justificar su detención arbitraria. No pedimos otra cosa que su libertad, sin persecuciones o expulsiones”, añade.


Önderoğlu pudo ponerse en contacto telefónico con Depardon antes de que fuera trasladado a Gaziantep. “Fue tenso al principio, pero ha ido mejor desde que mi abogada ha empezado a trabajar”, le ha contado, aclarando que no había sufrido malos tratos.


Su abogada, Emine Şeker, ha asegurado a Reporteros sin Fronteras que presentará un recurso ante el Departamento Nacional de Migración tan pronto como éste se pronuncie sobre el caso. “No podemos hacer nada sin una decisión”, explica. “Pueden decidir expulsarle o dejarle en detención administrativa en Gaziantep”. Mientras tanto, Emine Şeker intenta recuperar las cámaras y las tarjetas de memoria con las fotos que había tomado su cliente y que le han sido confiscadas.


Decenas de periodistas extranjeros ha sido expulsados de Turquía desde que se reanudaron los enfrentamientos entre el Ejercito turco y el PKK en la sureste de Turquía, en julio de 2015.


Olivier Bertrand, un periodista francés de la web Les Jours, fue deportado en noviembre de 2016 tras ser detenido en la provincia de Gaziantep. El periodista italiano Gabriele Del Grande, fue detenido en abril de 2017, en Antakya, cerca de la frontera siria, y deportado después de pasar dos semanas privado de libertad.


Turquía ocupa el puesto 155 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros sin Fronteras.