Noticias

15 Enero 2021

Suecia / Eritrea. Caso Dawit Isaak: RSF lamenta que la Fiscalía sueca rechace de nuevo abrir una investigación penal

Photo : Kalle Ahlsén
Reporteros sin Fronteras (RSF) lamenta que la Fiscalía sueca haya rechazado la última solicitud de la organización, presentada en octubre, para que se investigase como un crimen de lesa humanidad la desaparición en Eritrea del periodista sueco-eritreo Dawit Isaak. RSF tiene la intención de solicitar al fiscal general que reconsidere esta decisión.

En una decisión publicada el 12 de enero, la Unidad Nacional de Crímenes Internacionales y Organizados, que depende de la Fiscalía sueca, indicó que tenía razones para creer que Dawit Isaak es víctima de un crimen de lesa humanidad, que está bajo la jurisdicción universal de Suecia, pero que se negaba a abrir una investigación alegando que sería difícil llevarla a cabo sin la cooperación de las autoridades eritreas.


La Fiscalía también considera que tal investigación socavaría cualquier posibilidad de obtener la liberación de Dawit a través de los canales diplomáticos, aunque reconoce la falta de cooperación de Eritrea y que la diplomacia no ha logrado ningún avance en los últimos 20 años.


Esayas Isaak, hermano del periodista preso en Eritrea, asegura que el sistema judicial sueco está “dándole la espalda a Dawit”. Esayas se unió a RSF y a los abogados suecos Jesús Alcalá y Percy Bratt en octubre pasado para presentar la denuncia que acusa a los funcionarios eritreos de un crimen de lesa humanidad, tortura y desaparición forzada en el caso de Dawit. La querella fue firmada por 12 destacados abogados internacionales de derechos humanos. “Esta denuncia ha dado nuevas esperanzas a muchos eritreos en el exilio. Ahora se desesperarán cuando vean que incluso un caso tan conocido y tan claro como este no va a ninguna parte”, añade Esayas..


Después de tres denuncias de RSF en Suecia y de tres negativas de la Fiscalía a abrir una investigación, la desaparición de Dawit Isaak es un delito internacional que se ha prolongado por casi 20 años y que permanece impune”, lamenta Paul Coppin, jefe del departamento legal de RSF. “La falta de cooperación de los sospechosos no es una razón aceptable para negarse a investigar crímenes de lesa humanidad, y afirmar que se prefiere la diplomacia con un Estado del que se reconoce que no coopera equivale a renunciar a que se haga justicia. El fiscal general debe revocar esta decisión”.


RSF tiene intención de pedir al fiscal general que cambie dicha decisión, ya que está en su mano hacerlo. La organización también recurrirá a la comisión parlamentaria independiente que se creará para investigar la gestión del caso Dawit por parte de la diplomacia sueca, que recomiende la apertura de una investigación criminal.


Eritrea ocupa el puesto 178 entre 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF.