Noticias

10 Abril 2019

Sudán: Nueva ofensiva contra la prensa

Crédit photo: AFP
Reporteros Sin Fronteras condena la nueva oleada de censura y detenciones de periodistas el las últimas manifestaciones contra el gobierno que empezaron hace un mes.

El Presidente Omar al-Bashir se reunió con los propietarios de los principeles periódicos, el 6 de febrero, y les prometió poner en libertad a todos los periodistas detenidos, pero, tras esa breve tregua, el régimen ha vuelto decididamente a centrarse en el acoso a la prensa.


Una docena de informadores han sido detenidos durante las protestas del pasado fin de semana, donde los manifestantes han pedido abiertamente al Ejército que eche al Presidente, en el poder desde hace 30 años. Dos periodistas, Walid Elnoor, del periódico Al-Meghar, y Mahir Abul Gookh, de Sudania 24 TV, siguen detenidos.


La Agencia Nacional de Inteligencia y Seguridad también ha vuelto a confiscar periódicos. Esta vez le ha tocado a las ediciones de Al-WatanAl-Youm Al-TaliAl-Jareeda y Al-Baath. El 7 de abril sus oficiales hicieron una redada en el periódico Al-Sayha, detenidendo a su editor, Abo Obaida Abdallah.


Las principales redes sociales están inaccesibles desde el 7 de abril. El país ya había bloqueado el acceso del 21 de diciembre de 2018 al 26 de febrero de este año, según la ONG Netblocks que vigila la cibercensura en todo el mundo.


"Lejos de responder a las peticiones de la población, esta oleada de acoso a la prensa amplifica la crisis política en Sudán", afirma Arnaud Froger, responsable de la oficina de África de Reporteros Sin Fronteras. "El comportamiento depredador del régimen hacia la prensa y los periodistas no tiene precedentes. Al menos 100 informadores han sido detenidos desde que comenzaran las protestas, se han censurado periódicos impidiendo su circulación y el acceso a Internet, y con ella a las redes sociales, está a menudo desconectado o ralentizado", recuerda. 


"La distensión mostrada por el Presidente hace dos meses parece haber estado diseñada únicamente para desviar la atención sobre las violaciones del régimen, incluidas las violaciones contra los derechos de la prensa", añade. 


RSF ha expresado su preocupación por las cobertura de las protestas en curso, pese a la puesta en libertad del editor del Al-TayarOsman Mirghani, el 28 de marzo. El periodista estuvo cinco semanas detenido únicamente por criticar el estado de emergencia decretado por el Presidente. Varias decenas de periodistas se manifestaron para pedir su libertad y protestar por el acoso a la prensa del régimen.

 

Sudán ocupa el puesto 174 de los 180 países que conforman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.