Noticias

5 Febrero 2021

Sudáfrica: Twitter bloquea un semanario sudafricano y a varios periodistas por información sobre la vacuna Covid-19

Lionel BONAVENTURE / AFP
Reporteros sin Fronteras (RSF) expresa su asombro ante el bloqueo arbitrario y sin fundamento de Twitter a las cuentas del prestigioso semanario sudafricano The Continent y de varios periodistas en relación con una historia sobre las vacunas de la Covid-19. RSF declara que esta alarmante violación de la libertad de información demuestra lo peligroso que resulta no imponer obligaciones democráticas a las poderosas plataformas online.

El 30 de enero, Twitter suspendió el acceso del semanario The Continent a su cuenta  supuestamente por “difundir información engañosa y potencialmente dañina relacionada con la Covid-19”.


El bloqueo fue provocado por un tuit que llamaba la atención sobre las historias de ese día, incluida una cita del multimillonario estadounidense Bill Gates que decía que no apoyaba la eliminación de las patentes de la vacuna de la Covid-19, a pesar de que esto podría aumentar la producción y el acceso a la vacuna, especialmente en los países del sur del mundo.


Después de que el editor de The ContinentSimon Allisoncriticara el bloqueo en un tuit, su cuenta personal de Twitter fue bloqueada también al día siguiente. RSF ha identificado al menos a otros tres periodistas a los que les ocurrió lo mismo más tarde en relación con este caso.


Después de tuitear la “ridiculez” de esta decisión, el corresponsal para la AFP en Malawi, Jack McBrams, descubrió que no podía acceder a su propia cuenta hasta que borró el tuitSammy Awani, periodista freelance radicado en Tanzania, dijo que su cuenta había sido bloqueada después de que compartiera el artículo de The Continent. Cuando reclamó, el personal de soporte de Twitter le respondió rápidamente que la “violación” había sido confirmada. Daniela Becker, periodista freelance en Alemania, vivió la misma experiencia y tuvo que esperar 12 horas para poder recuperar el acceso a su cuenta.


Esta serie de suspensiones de las cuentas del prestigioso semanario y de varios periodistas no tiene precedentes y es peligrosa”, ha declarado Arnaud Froger, jefe del departamento para África de RSF. “Habla de la total falta de transparencia de Twitter sobre sus políticas de moderación y de la amenaza real que esta red social representa para la libertad de informar al asumir el papel de regulador de noticias e información sin tener la legitimidad requerida. Especialmente en lo que respecta a periodistas y medios de comunicación que informan sobre las noticias de manera profesional”.


Cuando el editor de The Continent contactó con el director de políticas públicas de Twitter para África subsahariana, éste respondió que la plataforma “seguía investigando” y que el bloqueo “no tenía nada que ver con el artículo que mencionaba a Bill Gates” ni con las críticas a Twitter.


RSF, consternado por estas escuetas y evasivas respuestas, ha pedido a Twitter que explique la razón que podría haber llevado a esta serie de bloqueos de las cuentas de un medio de comunicación y de varios periodistas a pesar de que usaron sus procedimientos de apelación. También ha solicitado que aclare sus políticas de moderación.


Twitter simplemente reconoció que “la acción de ejecución se tomó por error y se ha revertido”, y atribuyó el error a su creciente uso de “aprendizaje automático y automatizado” que “a veces puede carecer del contexto que aportan nuestros equipos”. Ninguna de las preguntas de RSF recibió una respuesta directa.


Hace un mes, RSF denunció la repentina suspensión de Twitter de la cuenta de The Kashmir Walla, una revista de noticias con sede en el Valle de Cachemira, en el norte de la India, después de que los troles del partido gobernante indio denunciaran repetidamente la cuenta por supuestas violaciones a la ley. Twitter tardó una semana en restaurar su acceso.


El mecanismo creado por las plataformas para combatir la desinformación no debería provocar que la visibilidad del trabajo de aquellos que producen información fiable se vea socavada“, advierte Iris de Villars, jefa del departamento de tecnología de RSF. “Este último caso confirma la urgencia y necesidad de imponer obligaciones democráticas a las plataformas en relación con la transparencia y la difusión de información fiable, con el fin de abordar las causas estructurales del caos informativo”.


Con este mismo objetivo RSF ha lanzado la Iniciativa Journalism Trust, que está creando un conjunto de estándares legibles por máquina que los algoritmos de los motores de búsqueda y las redes sociales pueden usar para dar preferencia a los medios que se adhieren a los métodos y la ética periodística.


Para ayudar a dotar al ámbito digital de salvaguardias democráticas, RSF también ha lanzado el Foro sobre Información y Democracia, que en noviembre publicó un total inicial de 250 recomendaciones sobre transparencia en plataformas digitales, moderación de contenido, promoción de informaciones fiables y aplicaciones de mensajería cuando su uso masivo va más allá de los límites de la correspondencia privada.


Sudáfrica ocupa el puesto 31 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros sin Fronteras.