Noticias

29 Octubre 2007 - Actualizado el 20 Enero 2016

Reporteros sin Fronteras pide la libertad inmediata de los periodistas llegados para cubrir las actividades de la asociación El Arca de Zoé


Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades tchadianas que pongan en libertad sin condiciones a Marc Garmirian, reportero de la agencia Capa, y a Jean-Daniel Guillou, fotógrafo de la agencia Synchro X, detenidos desde el 25 de octubre de 2007 en Abéché (este de Tchad). Ambos periodistas fueron detenidos junto con algunos miembros de la asociación El Arca de Zoé, protagonista de un intento abortado de evacuar niños africanos a Francia. Marc Garmirian y Jean-Daniel Guillou no han hecho más que su trabajo al querer relatar esa controvertida operación.
Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades tchadianas que pongan en libertad sin condiciones a Marc Garmirian, reportero de la agencia Capa, y a Jean-Daniel Guillou, fotógrafo de la agencia Synchro X, detenidos desde el 25 de octubre de 2007 en Abéché (este de Tchad). Ambos periodistas fueron detenidos junto con algunos miembros de la asociación El Arca de Zoé, protagonista de un intento abortado de evacuar niños africanos a Francia. Marc Garmirian y Jean-Daniel Guillou no han hecho más que su trabajo al querer relatar esa controvertida operación. « Un periodista que cubre un acontecimiento ¿debe ser considerado como un cómplice ? Un observador no es un actor. Cualquiera que sea el sentimiento que inspire la empresa, su responsabilidad moral no puede recaer sobre los profesionales de los medios de comunicación, que han querido dedicarse al tema. Marc Garmirian y Jean-Daniel Guillou no han hecho más que su trabajo. Por eso, las autoridades tchadianas debe ponerles en libertad, sin demora y sin condiciones. Les hacemos un llamamiento también a no instrumentalizar el asunto en nombre de consideraciones geopolíticas, sacando partido del eco mediático que suscita », ha declarado Reporteros sin Fronteras. Los militares tchadianos detuvieron el 25 de octubre a Marc Garmirian, periodista reportero gráfico de imágenes de la agencia Capa, y Jean-Daniel Guillou, fotógrafo de la agencia Synchro X, con sede en Angulema, cuando efectuaban un reportaje sobre la evacuación de 103 niños africanos a Francia, por iniciativa de la asociación El Arca de Zoé. En total, están detenidos nueve ciudadanos franceses, entre ellos los dos periodistas, y los siete miembros de la tripulación española del avión alquilado por la asociación. Según El Arca de Zoé la operación, preparada durante los tres últimos meses, tenía por objetivo acoger, en familias de adopción francesas, a algunos jóvenes huérfanos de la región sudanesa de Darfour, refugiados en Tchad. Enseguida, las autoridades de N'djamena sospecharon que los responsables de la asociación pretendían llevar acabo un « tráfico de niños ». Su arresto de cuarenta y ocho horas -renovables y renovadas una vez- debería expirar en las primeras horas de la tarde del lunes 29 de octubre. Según el abogado William Bourdon, mandatado el 28 de octubre con dos colegas tchadianos para defender a Marc Garmirian, « como el juez titular de Abéché esta enfermo, uno de sus colegas procedente de N'Djamena debería reemplazarle sobre la marcha, pero no podrá llegar hasta dentro de tres o cuatro días. Y, en ausencia del juez, es imposible notificar cargos e inculpar ». Cuando finalice el arresto, y en espera del juez, « el fiscal de Abéché va a ordenar que los dieciseis pasen a disposición de la justicia », ha continuado el letrado Bourdon, por lo que es simplemente « inconcebible » que se examine el caso aislado de Marc Garmirian, periodista ». Marc Garvirian seguía las actividades de El Arca de Zoé desde mediados de septiembre. Su agencia le envió a Tchad el 17 de octubre. Jean-Daniel Guillou conoció a algunos miembros de la asociación en Indonesia, tras el tsunami de diciembre de 2004. « Seguía sus actividades en Tchad desde el comienzo, hace tres meses. Llegó al lugar el 16 de septiembre y tenía que regresar a Francia el 20 de octubre. Ya tenía el billete de avión de vuelta pero decidió quedarse para cubrir el despegue del avión de los niños en dirección a Francia. Nos mandó un SMS desde su móvil : « el 26 de octubre a las 14,15 horas », es decir fecha y hora del aterrizaje de los niños en Francia. Fue la última vez que tuvimos noticias suyas », ha explicado un responsable de Synchro X a Reporteros sin Fronteras. Fundada como un colectivo en 1999 en Angulema, y convertida en sociedad el 12 de julio de 2006, en la agencia trabajan tres fotógrafos y una periodista. De momento, no ha mandatado a ningún abogado para que se ocupe de su trabajador detenido. Entre las dieciséis personas detenidas en Tchad hay otra periodista, Marie-Agnès Peleran, de la redacción de France 3 Mediterranée. Varias fuentes han confirmado a Reporteros sin Fronteras que « esta periodista no estaba en Tchad a título profesional, sino por motivos personales ». La dirección de France 3 en Marsella no ha querido decir nada más acerca del asunto.