Noticias

29 Abril 2002 - Actualizado el 20 Enero 2016

Reporteros Sin Fronteras pide la libertad de tres periodistas palestinos


En una carta dirigida al Primer Ministro, Ariel Sharon, Reporteros Sin Fronteras (Reporters sans frontières - RSF) ha pedido la libertad de los periodistas Maher Hussein Romanneh, presentador de la radio palestina, Jalal, Hameid de Al Ruah, canal privado de Belén, y Hussam Abu Alan, fotógrafo de la Agencia France-Presse (AFP). "Por lo que sabemos, esos periodistas no han hecho otra cosa que ejercer su oficio. Pedimos explicaciones acerca de las razones de su detención. Especialmente preocupados por el estado de salud de Maher Hussein Romanneh, pedimos que sea hospitalizado lo antes posible", declaró Robert Ménard, secretario general de la organización. Desde el 29 de marzo, fecha del comienzo de la incursión del ejército israelí en las ciudades palestinas, RSF ha tenido conocimiento de diecisiete casos de periodistas palestinos detenidos. Algunos de ellos han sido víctimas de malos tratos y de humillaciones. Después de efectuar una misión sobre el terreno, del 5 al 7 de abril, Reporteros Sin Fronteras habló entonces de una "auténtica política deliberada de intimidación" de la prensa, y especialmente de los medios de comunicación palestinos.   El 24 de abril de 2002, Hussam Abu Alan, fotógrafo de AFP, fue detenido al comienzo de la tarde, mientras se encontraba en la presa de Beit Anun, cerca de la ciudad de Hebrón. Acompañado de Mazen Dana, operador de Reuters, y de otros periodistas, se dirigía a la localidad de Bani Naim, para cubrir los funerales de dos palestinos. Unos soldados pidieron a los dos hombres que se quitaran los chalecos antibalas y los casos, y que enseñaran su documentación. Les confiscaron el teléfono portátil y el material. Después, vendaron los ojos a Hussam Abu Alan, les ataron las manos y les condujeron a un tanque. Mazen Dana fue puesto en libertad algunas horas más tarde. "Me provocaron, me humillaron y me amenazaron", declaró a RSF. Al final del día, el ejército israelí remitió a Hussam Abu Alan al Shin Bet (servicios secretos israelíes), para que fuera interrogado. Un portavoz del ejército declaró a la agencia que el periodista fue detenido porque se encontraba en zona "C" (zona enteramente bajo control israelí), y porque no tenía carnet de prensa. Hussam Abu Alan, que vive en Hebrón, trabaja para la AFP desde hace siete años. Como la mayoría de los periodistas palestinos, no ha conseguido que las autoridades israelíes le renovaran el carnet de prensa, a comienzos de año. El 3 de abril, Ashraf Farraj y Jalal Hameid, respectivamente redactor jefe y periodista de Al Ruah, canal local de Belén, fueron detenidos por el ejército israelí en el centro de prensa de Belén, junto a otros periodistas. Según Hamdi Farraj, los demás periodistas quedaron en libertad poco después, mientras que Ashraf Farraj y Jalal Hameid fueron trasladados al centro de Beitunia, cerca de Ramallah. Ashraf Farraj fue puesto en libertad el 24 de abril, pero su colega continúa detenido. El 30 de marzo, Maher Hussein Romanneh, presentador de la radio palestina, fue detenido en Ramallah y conducido al centro de detención de Ofer, en Ramallah. Según las informaciones recogidas por RSF, el periodista tiene dos costillas rotas y el ejército se ha negado a trasladarle a un hospital. No ha podido recibir la visita de su familia.                     El 24 de abril, quedó en libertad Ahmed Assi, operador de ANN. El 2 de abril por la mañana, mientras se encontraba con otros periodistas extranjeros, fue detenido en Ramallah junto con Atta Iweisat, fotógrafo que trabaja para el diario israelí Yediot Aharonot y para la agencia Gamma. Les obligaron a arrodillarse, les colocaron esposas y tuvieron que permanecer en esa posición, bajo un chaparrón. Les vendaron los ojos y posteriormente les condujeron al centro de Beitunia, cerca de Ramallah, donde fueron interrogados. Atta Iweisat quedó en libertad por la tarde.