Noticias

13 Agosto 2003 - Actualizado el 20 Enero 2016

Reporteros sin Fronteras pide la inmediata liberación de Ruslan Sharipov


Reporteros sin Fronteras manifiesta su gran preocupación por la suerte de Ruslan Sharipov, presidente de la organización de defensa de la libertad de prensa UIJU y ex corresponsal de la agencia de prensa rusa Prima News, encarcelado por homosexualidad y abusos sexuales a menores. A pesar de que, desde su detención, siempre negó los hechos, el 8 de agosto de 2003 confesó, durante el proceso, que se está celebrando desde el 23 de julio, a puerta cerrada. Habría anunciado su intención de declararse culpable, y pidió perdón al presidente Karimov. Ruslan Sharipov se negó igualmente a admitir la presencia de su madre, única persona de la defensa autorizada para asistir al proceso, y renunció a la de su abogado. "Teniendo en cuenta la represión que golpea sin tregua a los periodistas independientes y a los defensores de la libertad de prensa en Uzbekistán, todo hace creer que la detención de Ruslan Sharipov se basa en pretextos falaces y sórdidos, tendentes a desembarazar a las autoridades de una voz disidente, que les molesta", ha declarado Robert Ménard, secretario general de Reporteros sin Fronteras, en un correo dirigido a Islam Kamirov, Presidente de la República. "Extremadamente preocupados por el estado físico y psicológico del periodista, le consideraríamos a usted responsable de los malos tratos que pudiera sufrir en la cárcel. Exigimos que se abandonen todos los cargos que pesan contra él, y su inmediata liberación", ha añadido. Ruslan Sharipov fue detenido en Tachkent el 26 de mayo de 2003, al mismo tiempo que Azamat Mamankulov y Oleg Sarapulov, también miembros de la UIJU. Estos últimos fueron liberados tras cuatro días de detención, y no se ha mantenido ningún cargo contra ellos. Azamat Mamankulov, al que habrían golpeado y amenazado durante su detención, está citado como testigo contra su colega Ruslan Sharipov. En principio la policía negó la detención de los periodistas, ante la representante de la organización norteamericana de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) en Tachkent, Matilda Bogner, y un miembro de la Embajada de Estados Unidos, antes de confirmarla, en la mañana del 27 de mayo, a un representante de la organización Freedom House. Ruslan Sharipov está acusado, en virtud de los artículos 120, 127-3 y 128-2 del código penal, de ser homosexual y haber pagado a dos adolescentes de quince años, por tener relaciones sexuales con él. Podrían condenarle a hasta dieciocho años de cárcel. El periodista, que nunca ha negado su bisexualidad, afirmó a la presidenta de la sociedad de derechos humanos de Uzbekistán "E'zguilik", Vasilya Inoyatova, que pudo visitarle el 27 de mayo, que no conocía a las presuntas víctimas, que fueron detenidas el 26 de mayo, y mantenidas en detención durante tres o cuatro días. Según la defensa de Ruslan Sharipov, la policía pegó y amenazó a los adolescentes, para convencerles de que comparecieran ante el tribunal. De hecho, el proceso se tuvo que retrasar, en varias ocasiones, debido a su ausencia. El 28 de mayo, Ruslan Sharipov declaró al HRW que la policía le torturó y amenazó, para obligarle a poner fin a sus actividades de defensor de los derechos humanos. El periodista reafirmó, en un correo enviado desde la cárcel, haber sufrido malos tratos. Ruslan Sharipov fue agredido y amenazado, en varias ocasiones, en 2001 y 2002, por sus actividades profesionales.