Noticias

3 Diciembre 2002 - Actualizado el 20 Enero 2016

Reporteros Sin Fronteras lanza una petición internacional para la liberación de los periodistas de Channel-4 y de su corresponsal, Saleem Samad.


Saleem Samad, corresponsal de la organización, Zaiba Malik y Bruno Sorrentino, reporteros del canal británico Channel-4, han sido detenidos por la policía de Dhaka y podrían ser condenados a la pena capital por "sedición". Reporteros Sin Fronteras hace un llamamiento a la comunidad periodística, para que se movilice y consiga la liberación de los periodistas y sus colaboradores.
Reporteros Sin Fronteras ha colocado, en su sitio de Internet (www.rsf.org), una petición dirigida al Primer Ministro de Bangladesh, Begum Khaleda Zia, pidiendo la liberación de Saleem Samad, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, de Zaiba Malik y de Bruno Sorrentino, reporteros del canal británico Channel-4, así como de su traductor, Pricilla Raj, y de su chófer, Mujib. Los periodistas y sus colaboradores se encuentran detenidos por la policía, en secreto, en Dhaka. Están acusados de "sedición" y podrían ser condenados a pena de muerte. Reporteros Sin Fronteras hace un llamamiento a la comunidad periodística, a los defensores de los derechos humanos y a la opinión pública, para que firmen la petición en favor de su liberación. En ningún caso los periodistas, incluso aunque trabajen sin visado de prensa, pueden ser considerados como "conspiradores peligrosos", comprometidos en "actividades clandestinas". La organización recuerda que Bangladesh ratificó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, cuyo artículo 19 garantiza la libertad de prensa. El día 3 de diciembre, a las 11 de la mañana, tendrá lugar una manifestación contra la detención de los periodistas, ante el Club de Prensa de Dhaka. Firmar la petición