Noticias

15 Febrero 2008 - Actualizado el 20 Enero 2016

Reporteros sin Fronteras está preocupada por la desaparición de un periodista en el Estado de Michoacán


Mauricio Estrada Zamora, reportero de La Opinión de Apatzingán en el Estado de Michoacán, se da por desaparecido desde el 12 de febrero de 2008. El periodista, especializado en sucesos, tuvo alguna discrepancia con un policía y, a la vista de las primeras pruebas de la investigación, la hipótesis de un secuestro parece altamente probable.

Reporteros sin Fronteras está extremadamente preocupada por la suerte que haya podido correr Mauricio Estrada Zamora, del diario regional La Opinión de Apatzingán, a quien se da por desaparecido desde el 12 de febrero de 2008 en el Estado de Michoacán (Sudoeste). Las primeras informaciones acerca de las circunstancias de su desaparición hacen altamente probable la hipótesis de un secuestro.

“El Estado de Michoacán, muy expuesto a la criminalidad y el narcotráfico, arrastra un balance particularmente grave en materia de ataques a los medios de comunicación. Esperamos que el Ministerio Federal de Justicia, al que han recurrido el caso los colegas de Mauricio Estrada Zamora, intervenga rápidamente para contribuir a la investigación. La información, según la cual el periodista habría tenido alguna discrepancia con un policía, es un elemento importante que conviene que la investigación verifique dentro de los servicios policiales. Manifestamos todos nuestro apoyo a los familiares y colegas del periodista desaparecido”, ha declarado Reporteros sin Fronteras.

Mauricio Estrada Zamora, de 38 años, especialista de la sección de sucesos de La Opinión de Apatzingán desde hace cinco años, dejó la redacción del periódico para ir a su casa el 12 de febrero, hacia las 23 horas. La misma noche, la policía de Peña Colorada, en el vecino municipio de Buenavista, encontró su coche. La redacción de La Opinión de Apatzingán ha dicho a Reporteros sin Fronteras que el vehículo tenía las luces encendidas y las puertas abiertas. Tras la denuncia presentada por la familia del periodista ante las autoridades, y el anuncio de la desaparición en el diario La Opinión de Michoacán, la Procuraduría del Estado ha enviado a la zona un grupo especial anti-secuestros de la policía, y un helicóptero.

En su edición del 14 de febrero de 2008, la dirección de La Opinión de Apatzingán acusa a un agente de la Agencia Federal de Investigación (AFI), al que llaman “El Diablo” aunque se desconoce su verdadero nombre, de tener algo que ver con el secuestro de Mauricio Estrada Zamora. Según el diario, hace unas tres semanas el periodista publicó una información relativa a ese policía. El artículo habría generado alguna discrepancia entre el funcionario y el periodista. La Procuraduría del Estado de Michoacán ha informado que, en este tiempo, el agente en cuestión ha sido trasladado a la capital federal. La redacción ha solicitado también la intervención del Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora.

La desaparición de Mauricio Estrada Zamora eleva a ocho el número de periodistas desaparecidos en México desde 2000. Entre ellos, José Antonio García Apac, director del semanario regional Ecos de la Cuenca, se volatilizó el 20 de noviembre de 2006, en condiciones similares, cuando circulaba en coche. Ninguno de los casos se ha aclarado todavía, como tampoco el asesinato, en el mismo Estado, de Gerardo Israel García Pimentel, del diario La Opinión de Michoacán, al que mataron a balazos el 8 de diciembre de 2007 en Uruapán.