Noticias

2 Marzo 2020

Reino Unido. Comienza el juicio por la extradición de Assange a Estados Unidos: RSF vuelve a pedir su libertad

Cuando arranca en Londres el juicio por la extradición de Julian Assange a Estados Unidos, Reporteros sin Fronteras (RSF) renueva los llamamientos para que lo dejen libre y para que el Reino Unido no cumpla con la solicitud de extradición estadounidense. RSF se manifestó frente a la prisión de Belmarsh el 23 de febrero, y una delegación de la organización seguirá la el juicio a partir del 24 de febrero.

Del 24 al 28 de febrero, representantes de RSF estarán presentes en el Woolwich Crown Court, en Londres, para seguir el comienzo del juicio de extradición a los Estados Unidos en el caso contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange. La delegación estará compuesta por el secretario general de RSF, Christophe Deloire, la directora de la Oficina de RSF en el Reino Unido, Rebecca Vincent, y el director de RSF de Alemania, Christian Mihr.

 

“Estamos aquí para mostrar nuestra seria preocupación por la continua persecución contra Julian Assange y para pedir nuevamente su liberación. Extraditarlo a los Estados Unidos, donde afrontaría cargos relacionados con sus contribuciones al periodismo, sentaría un precedente muy peligroso. El mundo está observando lo que ocurre en Londres esta semana, y el Reino Unido tiene una última oportunidad de demostrar qué quiere decir cuando dice que defiende de forma global la libertad de prensa ", señala el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

 

“Es un paso sin precedentes para nosotros llevar a cabo este tipo de misión internacional de seguimiento de un juicio en un país democrático consolidado, algo más típico de países clasificados mucho más abajo en nuestra Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa. Pero me acompañan colegas de otras oficinas de RSF, ya que lo que está en juego es una gran preocupación internacional. Exigimos nuevamente al gobierno del Reino Unido que priorice la libertad de prensa y la protección de las fuentes periodísticas en este caso, y que no conceda la extradición a Estados Unidos”, señala Rebecca Vincent, directora de la Oficina del Reino Unido de RSF.

 

RSF, que se opone firmemente a la posible extradición de Assange a EEUU, ha lanzado una petición para que el Reino Unido no cumpla con la solicitud estadounidense. RSF cree que Assange se ha convertido en un objetivo por sus contribuciones al periodismo, pues publicó información filtrada que era de interés público, y que su persecución tiene implicaciones extremadamente preocupantes para el periodismo de investigación y la libertad de prensa.

 

La salud de Assange es motivo de inquietud para RSF, después del preocupante informe que hizo el relator especial de la ONU, Nils Melzer, tras visitar al fundador de Wikileaks en prisión. Melzer descubrió que Assange había sido expuesto deliberadamente a un trato inhumano y degradante que podría describirse como tortura psicológica.

 

El Reino Unido y Estados Unidos ocupan, respectivamente, los puestos 33 y 48 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en 2019.