Noticias

21 Noviembre 2003 - Actualizado el 20 Enero 2016

Regulación de Internet por el gobierno: atención a las derivas


Reporteros sin Fronteras pide al Primer Ministro ucraniano, Victor Yankovych, que dialogue con las asociaciones especialista de Internet y las organizaciones de defensa de la libertad de expresión El 18 de noviembre, el Parlamento ucraniano votó en primera lectura un proyecto de ley sobre "las actividades en el terreno informático". El texto, que deja un amplio margen a la interpretación, da al poder nuevos argumentos jurídicos para censurar las publicaciones digitales. Es la prolongación de otras maniobras emprendidas por las autoridades ucranianas para asegurarse el control del Net. Reporteros sin Fronteras pide al Primer Ministro ucraniano, Victor Yanukovych, que inicie un diálogo con las asociaciones especialistas de Internet y las organizaciones de defensa de la libertad de expresión. "El Parlamento aprueba leyes cuyo texto es demasiado impreciso para garantizar la libertad de expresión en Internet", ha manifestado Robert Ménard, secretario general de Reporteros sin Fronteras. "El proyecto de ley sobre las actividades en el terreno informático debería incluir parapetos contra una censura abusiva del gobierno. Estimamos que ese tipo de ley debería elaborarse después de discutirla con representantes de la sociedad civil, para que la razón de Estado no impida las libertades individuales", ha añadido. El proyecto de ley establece, entre otras cosas, que está prohibido difundir textos que "atenten contra el orden constitucional", "que contengan informaciones difamatorias contra personas", o que vayan destinados a "promover el terrorismo". El texto se aprobó en primera lectura por 260 votos contra 335. El redactor jefe de la revista de Internet UA-today, Serhiy Morthun, afirma que su publicación "no podrá existir una vez que la ley entre en vigor", y que el nuevo texto tendrá el efecto de deslocalizar el alojamiento de los principales medios de comunicación por Internet hacia el extranjero. Los servicios secretos ucranianos habrían impulsado al gobierno a presentar el proyecto de ley en el Parlamento el 19 de agosto, pretendiendo legalizar el registro y la interceptación de las telecomunicaciones (Internet y teléfono). Oficialmente, el proyecto de ley va destinado a introducir una vigilancia en las telecomunicaciones, para luchar contra el crimen y adaptarse a las normas europeas. Finalmente, hay otro debate en curso relativo a la gestión del Internet ucraniano. El 22 de julio, la sociedad Hostmaster Ltd. emplazó ante la justicia al gobierno ucraniano, para anular el traslado de los dominios .ua a un organismo, el Centro de Información Sobre el Ciberespacio Ucraniano, en el que participan los servicios secretos. Desestimado por el tribunal a mediados de noviembre, Hostmaster Ltd ha decidido sin embargo apelar la sentencia.