Noticias

15 Marzo 2011 - Actualizado el 20 Enero 2016

Recomendaciones de Reporteros sin Fronteras a la prensa que cubre la catástrofe


Frente al terremoto más fuerte de la historia de Japón, de una magnitud de 8,9 grados en la escala de Richter, que devastó una parte del país el 11 de marzo de 2011, y ante los riesgos reales de radiación radiactiva, tras la explosión de la central nuclear de Fukushima, ubicada a 150 km de Tokio, Reporteros sin Fronteras brinda todo su apoyo a los medios de comunicación nacionales e internacionales. En la Guía Práctica del Periodista, publicada en francés y en inglés por Reporteros sin Fronteras y la Unesco, en colaboración con la Delegación de Información y Comunicación del Ministerio de la Defensa francés, la organización expone algunos puntos sobre el papel de los periodistas frente a una situación de catástrofe humanitaria mayor. Los periodistas ayudan a movilizar la opinión y a llamar a la generosidad internacional. Asimismo, contribuyen en la búsqueda de sobrevivientes y la evaluación de las necesidades más urgentes de la población. Por otra parte, la organización llama a las autoridades japonesas a hacer todo lo posible para informar a la población de manera detallada sobre las consecuencias de la catástrofe y, especialmente, sobre los efectos de las emanaciones radiactivas en la salud de la población. Reporteros sin Fronteras recomienda a los periodistas extranjeros que se pongan en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores de su país antes de ir a los lugares siniestrados, para que conozcan los riesgos y sepan cómo limitarlos. Finalmente, la organización invita a los reporteros a consultar los sitios de prevención sobre los riesgos de un accidente radiactivo, como el hipervínculo http://www.bbc.co.uk/news/health-12722435, el sitio de la Cruz Roja francesa (hipervínculo: http://www.croix-rouge.fr/Actualite/Urgence-humanitaire-au-Japon-1291) y http://www.google.co.jp/intl/en/crisisresponse/japanquake2011.html.