Noticias

11 Agosto 2008 - Actualizado el 20 Enero 2016

A pesar de algunas agresiones aisladas, el referendum transcurrió en calma


“Con motivo del referendum revocatorio del 10 de agosto de 2008, que ponía en juego el mandato del presidente Evo Morales y el de ocho gobiernos regionales, se produjeron pocos actos violentos contra la prensa. Mientras que se podia temer lo peor, teniendo en cuenta el tenso contexto politico existente, nos hemos sentido aliviados por el clima relativamente tranquilo en que se han celebrado las votaciones. Sin embargo, condenamos la decena de ataques dirigidos a periodistas y medios de comunicación ocurridos en los días anteriores”, ha declarado Reporteros sin Fronteras. El 1 de agosto de 2008 un policía atacó con gas lacrimógeno a Silvia Gómez, del canal privado de television PAT, cuando cubría un enfrentamiento entre miembros de la Unión Juvenil de Santa Cruz (oposición) y militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), partido del presidente Evo Morales. El 3 de agosto unos partidarios del gobierno insultaron a varios periodistas, y entre ellos a Carlos Hugo Vaca de la agencia Reuters, cuando seguían el paso de una caravana de partidarios del MAS en Santa Cruz. A Carlos Hugo Vaca le pegaron y le acusaron de tener relaciones con el poder económico de la region. El 5 de agosto los estudiantes de una universidad pública atacaron los locales del canal privado de television Unitel-Oruro. El canal tuvo que suspender la programación durante 24 horas. Juan Carlos Soria, responsable de Unitel-Oruro, ha indicado que sin duda la agresión está relacionada con el hecho de que el canal tiene su sede en Santa Cruz, bastion de la oposición. También el 5 de agosto, en Oruro, unos mineros arrojaron al suelo y molieron a golpes a Dehymar Antezana, de La Patria. El periodista iba a fotografiar el ataque a pedradas de un convoy military, de camino hacia Cochabamba. El periodista tuvo que acudir al hospital para que le curaran. El 6 de agosto recibieron una paliza Edwin Flores, de la emisora privada Radio Patujú, Adalberto Egüez, camarógrafo de Canal 11 Televisión Universitaria y Rubén Villán, periodista independiente, cuando cubrían la llegada de Evo Morales a Trinidad, en el final de campaña. Unos miembros del Comité Cívico de Trinidad insultaron y molieron a golpes a Edwin Flores. El 10 de agosto fueron agredidas Mili Saravia y María Luz Arce, de la emisora progubernamental de radio Patria Nueva, cuando cubrian las votaciones en dos escuelas de Tarija. A Mili Saravia le arrojaron piedras, sobre todo un tal Gutiérrez, que formaría parte del Comité Cívico de la ciudad. Mili Saravia fue agredida cuando pedía explicaciones acerca de la existencia de listas paralelas. Fue violetamente atacada por miembros de los colegios electorales de la escuela de San Roque, que querían saber en qué medio de comunicacion trabajaba. Después señalaron su presencia a la policía.