Noticias

30 Julio 2020

Pakistán: matan a balazos en Baluchistán al periodista Anwar Jan Kethran, que cubría la corrupción

Le journaliste Anwar Jan Kethran a été abattu dans la soirée du 23 juillet, à Barkhan, dans le Baloutchistan (photo : www.pukhtunnama.com).
Reporteros sin Fronteras (RSF) pide una investigación exhaustiva e independiente sobre el asesinato, perpetrado la semana pasada, del periodista Anwar Jan Kethran, que cubría la corrupción local en la provincia de Baluchistán, en el suroeste de Pakistán.

Anwar Jan Kethran, que trabajaba como reportero en el periódico Naveed-e-Pakistan ,fue abatido a tiros por dos hombres armados cuando regresaba a su casa la noche del 23 de julio, en Barkhan, una ciudad en el noreste de la provincia.

 

A pesar de que les advirtieron que "se callaran" o que afrontarían las "consecuencias", sus familiares acusan al ministro de Alimentación y Población del gobierno provincial, Abdur Rehman Kethran, de ordenar su asesinato. Según su familia y por su cobertura de la corrupción, el ministro le había dicho que "se mantuviera alejado del periodismo".

 

Después de enormes dificultades para que la policía registrase una denuncia en la que figuraba el nombre del ministro, la familia logró finalmente presentar una denuncia ante las fuerzas paramilitares de Baluchistán acusando a los guardaespaldas del ministro.

 

"Todo indica que Anwar Jan Kethran fue asesinado porque informó al público sobre las prácticas presuntamente corruptas de los funcionarios locales", apunta Daniel Bastard, jefe del departamento para Asia y el Pacífico de RSF. "Por lo tanto, instamos al primer ministro de Baluchistán, Jam Kamal Khan, a realizar una investigación independiente sobre este asesinato para que tanto los autores materiales como los instigadores puedan ser llevados ante la justicia".

 

El asesinato de Kethran se produjo dos días después de que Matiullah Jan, un periodista que es muy crítico con los militares en su canal de YouTube, MJtv, fuera secuestrado a plena luz del día en Islamabad, la capital paquistaní, pocos días antes de que compareciera ante el Tribunal Supremo por ofensa a la corte en relación con un mensaje de Twitter.

 

Jan fue esposado, encapuchado y torturado antes de ser liberado 12 horas después. Inter-Services Intelligence, la principal agencia de inteligencia militar de Pakistán, es ampliamente sospechosa de orquestar su secuestro.

 

Pakistán ocupa el puesto 145, de 180 países y territorios, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF.