Noticias

1 Junio 2005 - Actualizado el 20 Enero 2016

Otros tres Periodistas amenazados de muerte: se agrava la situación para los profesionales de la información


Reporteros sin Fronteras está muy preocupada por las intimidaciones sufridas, los días 26 y 27 de mayo de 2005, por los periodistas Mario Espinoza Ruiz, Ronald Ripa Casafranca y Nilo Gonzáles Domínguez, de Radio Panorama en Andahuaylas (sudeste del país). "Desde el mes de diciembre de 2004 Perú está pasando por un recrudecimiento de las intimidaciones y amenazas, dirigidas a silenciar a los periodistas. Incumbe a las autoridades adoptar medidas para frenar este proceso lo antes posible, con el fin de que Perú no se coloque a la cabeza de la lista de los países más peligroso de América Latina, para los profesionales de la información. Exhortamos a las autoridades a identificar y castigar lo antes posible a los culpables en este asunto", ha declarado Reporteros sin Fronteras. Según la organización de defensa de la libertad de prensa IPYS, los periodistas no conocen a sus agresores pero, sin embargo, han comprobado que los actos intimidatorios comenzaron el 26 de mayo, fecha en la que empezaron a investigar sobre la denuncia presentada por unos profesores, quienes acusaban de corrupción a Liceo Truyenque Aréstegui, director de la Unidad de gestión para la educación local de la ciudad. Aquel día, los periodistas invitaron al funcionario en cuestión a su programa, para que pudiera expresar su punto de vista. El negó todas las acusaciones que se le habían hecho. El mismo día, a primeras horas de la tarde, se distribuyeron por la calle unos prospectos, en los que se denigraba a los tres periodistas. Nilo Gonzáles Domínguez aseguró que por la noche le había seguido una camioneta. Al día siguiente, los actos intimidatorios adoptaron la forma de llamadas telefónicas a la sede de Radio Panorama, amenazando de muerte a los tres periodistas. En cuanto a Liceo Truyenque Aréstegui, asegura que no tiene nada que ver con estas amenazas. Ha añadido que los periodistas tienen "intereses personales" en el asunto, sin dar más explicaciones.