Noticias

17 Agosto 2005 - Actualizado el 20 Enero 2016

Oleada represiva en el archipiélago : Los periodistas convertidos en blancos


Reporteros sin Fronteras está extremadamente preocupada por la situación en las Maldivas donde, en las últimas semanas, se han constatado múltiples atentados a la libertad de prensa. La detención de Mohamed Nasheed, líder del partido de la oposición "Maldivian Democratic Party" (MDP), representó el comienzo de una oleada represiva que ha llevado a la detención de varios periodistas y al cierre de la única publicación de oposición que había en el archipiélago.
Reporteros sin Fronteras está extremadamente preocupada por la situación en las Maldivas donde, en las últimas semanas, se han constatado múltiples atentados a la libertad de prensa. La detención de Mohamed Nasheed, líder del partido de la oposición "Maldivian Democratic Party" (MDP), representó el comienzo de una oleada represiva que ha llevado a la detención de varios periodistas y al cierre de la única publicación de oposición que había en el archipiélago. "La represión que están sufriendo los periodistas prodemocráticos debe cesar inmediatamente. Hacemos un llamamiento a las autoridades maldivas para que dejen en libertad a los periodistas encarcelados y pongan término a la tutela que ejercen sobre la prensa", ha declarado Reporteros sin Fronteras. Ibrahim Rasheed, director de publicación del semanario Adduvas, se encuentra encarcelado desde el 14 de agosto. Un periodista del diario Aafathis, detenido el 1 de agosto, también se encontraría detenido en secreto. Detenida el 12 de agosto y puesta en libertad al día siguiente, Jennifer Latheef, joven realizadora de documentales y militante de la libertad de expresión, hija de Mohamed Latheef, periodista y dirigente demócrata en el exilio, está recibiendo amenazas de parte del gobierno. Unos policías enmascarados irrumpen con frecuencia en su domicilio, insultándole e intimidándole. Minivan news, periódico digital de oposición que se imprimía en las Maldivas desde el 26 de julio, ha dejado de publicarse. El impresor se niega ahora a cualquier colaboración con la publicación, presionado por algunos secuaces del gobierno. Por otra parte, se ha dictado una orden de detención de la redactora jefe, Aminath Najeeb. La policía está buscando a Sirsgan Asir, por sus actividades como camarógrafo. Todas las noches, hacia las 3 de la mañana, una quincena de policías enmascarados registran su domicilio. Entre otras cosas, Sirshan Asir grabó la detención del líder de la oposición.