Noticias

6 Enero 2011 - Actualizado el 20 Enero 2016

Ola de arrestos de blogueros y activistas


Reporteros sin Fronteras denuncia el arresto y la desaparición de blogueros y activistas comprometidos en la defensa de la libertad de expresión en línea, ocurridos el 6 de enero de 2011 en diferentes ciudades tunecinas. La organización registró al menos cinco casos, pero la lista podría ser más larga. Según diversas fuentes contactadas por Reporteros sin Fronteras, estos blogueros habrían sido interpelados por la policía para ser interrogados sobre los actos de piratería de sitios gubernamentales realizados por el grupo de hackers Anonymous. La organización solicita a las autoridades su liberación en el menor plazo posible. “Estos arrestos, destinados a intimidar a los internautas tunecinos y a sus apoyos internacionales, son contraproductivos y pueden incrementar las tensiones. No es arrestando a algunos blogueros que las imágenes de las manifestaciones desaparecerán de la Red o que los ciberataques cesarán”, indicó Reporteros sin Fronteras. Endurecer la represión no es la solución a la crisis que atraviesa hoy Túnez. El bloguero y activista Hamadi Kaloutcha (http://www.facebook.com/Kaloutcha.Hamadi) fue arrestado en su domicilio a alrededor de las 6 de la mañana por cuatro o cinco policías vestidos de civil. Le fueron confiscados un ordenador portátil y un disco duro. Los policías le dijeron a su esposa que lo llevaban a la comisaría más cercana, que “sólo tenían que hacerle algunas preguntas” y que esto “no le tomaría mas que unas horas”. Aún no tenemos noticias de él. Respecto al ciberdisidente Sleh Edine Kchouk, militante de la Unión General de Estudiantes de Túnez (UGET), fue interpelado por la policía en Bizerte (60 km al noroeste de Túnez). También le confiscaron su ordenador. El cantante de rap tunecino El General –cuyo verdadero nombre es Hamada Ben Aoun–también habría sido detenido en Sfax (270 km al sudeste de Túnez). En el fragmento “Presidente, tu pueblo está muerto”, el cantante interpela al presidente Ben Ali por la corrupción y el desempleo. Popular entre los jóvenes tunecinos, el video circuló ampliamente en la Red (ver el video). Además, aún no se tienen noticias de Slim Amamou y Azyz Amamy, dos netciudadanos radicados en Túnez. Slim Amamou ya había sido detenido brevemente el 21 de mayo de 2010, en vísperas de una manifestación contra la censura en la Web, que había previsto organizar frente al Ministerio de Información en Túnez. Según algunos defensores de los derechos humanos que prefirieron permanecer en el anonimato, él se encontraría actualmente en el Ministerio del Interior. Respecto a Azyz Amamy, quien habría cubierto los acontecimientos de Sidi Bouzid, actualmente su blog se encuentra inaccesible (http://azyz404.blogspot.com/) y su página de Facebook habría sido desactivada. Estos arrestos tienen lugar ahora que las autoridades intentan, reforzando la censura en la Web, asfixiar los movimientos sociales de protesta social y política que agitan al país y de controlar los ciberataques dirigidos contra los sitios gubernamentales. Las redes sociales aseguraron una cobertura sin precedentes de los acontecimientos, mientras que los medios de comunicación tradicionales, la mayoría bajo la censura del régimen, se han quedado en silencio (ver el comunicado precedente). El régimen también ha endurecido la censura de los artículos en línea de los medios de comunicación internacionales que tratan sobre los disturbios actuales. Por otra parte, a Isabelle Mandraud, periodista de la sección internacional del diario Le Monde, especialista en el Magreb, se le negó la entrada al territorio tunecino el 6 de enero de 2011. La distribución de este periódico está prohibida en Túnez tras la expulsión de su enviada especial Florence Beaugé en octubre de 2009.