Noticias

26 Septiembre 2014 - Actualizado el 20 Enero 2016

Nueva lista negra: amenazan de muerte a ocho periodistas colombianos


El grupo paramilitar “Los Urabeños” amenazó de muerte a ocho periodistas de diferentes medios de comunicación de Cali y de Buenaventura, en el departamento del Valle del Cauca, ubicado al norte del país. Sus nombres aparecieron en una nueva lista negra difundida el 28 de septiembre de 2014. Hace cuatro días otros dos periodistas fueron amenazados de manera similar por la banda criminal “Los Rastrojos”. Un panfleto firmado por “Los Urabeños” –grupo paramilitar incluido en la lista de Predadores de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras– fue enviado a ocho periodistas, acusados por la banda criminal de haber difundido información falsa sobre el arresto de uno de sus miembros el 26 de septiembre de 2014. Los periodistas amenazados son: Gildardo Arango, director del Noticiero Más Pacífico; Yesid Toro, de El País y Q'hubo; Darío Gómez, de Radio Caracol; Álvaro Miguel Mina, de la radio Q'hubo; Henry Ramírez, de Noticias Uno; Christian Mauricio Abadía, de Red + Noticias; Oscar Gutiérrez, de Radio Buenaventura, y Julio César Bonilla, de la televisora comunitaria Voces del Pacífico. Estos periodistas, que residen en Cali y en Buenaventura, fueron señalados como “objetivo militar” y recibieron el ultimátum de que debían dejar su ciudad en 24 horas. “Reporteros sin Fronteras exhorta a las autoridades a garantizar la protección de los periodistas amenazados por el grupo paramilitar”, señaló Virginie Dangles, adjunta de la Dirección de Programas de nuestra organización. “Las autoridades colombianas deben tomar en serio estas intimidaciones para hacer frente al aumento de las amenazas a periodistas en el país”, añadió. La Defensoría del Pueblo de Colombia, organismo nacional que promueve el respeto de los derechos humanos en el país, indicó que desde el inicio de 2014 ha tenido conocimiento de 93 casos de periodistas amenazados; 51 más que los registrados en todo el año pasado. Aunque el número de asesinatos de periodistas ha experimentado un fuerte descenso desde el inicio de los años 2000, Colombia es el segundo país más mortífero para los periodistas en América Latina. Colombia se encuentra en el lugar 126, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras publicada el 12 de febrero pasado. Comunicado de prensa del 26 de septiembre del 2014: DOS PERIODISTAS EN LA LISTA NEGRA DEL GRUPO PARAMILITAR “LOS RASTROJOS” Los periodistas colombianos Leiderman Ortiz Berrio y Edgar Astudillo se encuentran entre las 24 personas amenazadas de muerte por “Los Rastrojos”; su nombre aparece en una lista negra firmada por este grupo paramilitar que fue difundida a través de un panfleto el 24 de septiembre de 2014 en Montería, departamento de Córdoba (norte del país). “Si continúan su proselitismo político, sindicalista, pacifista, izquierdista contra nuestras organizaciones pagarán las consecuencias (…) Nuestra paciencia tiene límite". En estos términos el grupo paramilitar “Los Rastrojos” amenazó a los periodistas Leiderman Ortiz Berrio y Edgar Astudillo, acusándolos de ser “agitadores”. Los nombres de estos dos periodistas forman parte de los 24 que aparecen en la lista negra, en la que se incluye los de varios dirigentes políticos y activistas. Este tipo de amenaza es una práctica de intimidación característica de los grupos paramilitares y de los narcotraficantes en Colombia. Varios periodistas ya han sido considerados “objetivos militares” por estas bandas criminales. Leiderman Ortiz Berrio es director de La Verdad del Pueblo, un semanario que aborda la corrupción y la violencia en la región del Bajo Cauca, en el norte del país. El periodista recibe amenazas a menudo. En 2010 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Estado colombiano que le otorgara medidas cautelares. Desde entonces, Leiderman Ortiz Berrie, quien aún vive en Caucasia, en el departamento de Antioquia, cuenta con la protección de tres guardaespaldas y viaja a bordo de un vehículo blindado. En lo que respecta a Edgar Astudillo, también goza de medidas de protección brindadas por el gobierno. En 2009 el periodista publicó varios reportajes sobre la banda criminal “Los Paisas”. Amenazado, tuvo que dejar Montería, capital del departamento de Córdoba (norte). Regresó en 2011, actualmente dirige un programa en la estación local Radio Panzenú. “Reporteros sin Fronteras exhorta a las autoridades a emprender una minuciosa investigación sobre la publicación de esta lista negra y a perseguir a los responsables de esta nueva campaña de terror en el norte del país”, señaló Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de la organización. “Innegablemente estas medidas de protección son necesarias, pero las autoridades deben ir más allá y combatir sistemáticamente la impunidad, para garantizar la seguridad de los periodistas que arriesgan su vida a diario para informar a la sociedad sobre temas delicados”, agregó. Leiderman Ortiz Berrio pidió a la Unidad Nacional de Protección (UNP) que reevalúe las medidas de seguridad otorgadas a su familia y a decenas de periodistas amenazados en el país. Recientemente asistió al entierro de su colega, el periodista Luis Carlos Cervantes, asesinado el 12 de agosto de 2014 en el departamento de Antioquia, supuestamente por el grupo paramilitar “Los Urabeños”. Colombia se encuentra en el lugar 126, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras publicada el 12 de febrero pasado.