Noticias

26 Junio 2019

Myanmar: Las autoridades ordenan bloquear internet, una nueva etapa en la regresión democrática

A police guards the police station in Inn Din in the restive Rakhine state on January 24, 2019 where 12 men were detained after the Myanmar navy intercepted the group on three fishing boats on January 20, 2019 in the waters off Myanmar coast near the Bangladesh border (photo: Richard Sargent / AFP).
Reporteros sin Fronteras manifiesta su consternación tras saber que el gobierno birmano ha desconectado internet en varios distritos occidentales del país. RSF pide la inmediata restauración de este canal de noticias e información, crucial para el trabajo periodístico.

Alrededor de un millón de personas de ocho localidades del estado de Rakhine y una en el estado de Chin llevan cinco días sin internet a instancias del ministerio de Transporte y Comunicaciones que el 20 de junio ordenó a los operadores desconectar la red.

La operadora noruega Telenor ha confirmado estas instrucciones. La explicación del gobierno para ello es evitar "alterar la paz" y el uso de internet "para coordinar actividades ilegales".

 

"Esta desconexión de internet es más inaceptable si cabe porque los periodistas intentan cubrir la tensión en la región, un trabajo ya de por si obstruido sistemáticamente", afirma Daniel Bastard, responsable de la oficina Asia-Pacífico de Reporteros sin Fronteras.

 

El gobierno de Aung San Suu Kyi necesita entender de una ver por todas que evitar conflictos y la buscar una paz duradera requiere el libre flujo de información que permite el periodismo. Esta violación del derecho a la libertad de informar es otro signo más del estado de la transición democrática en Myanmar", añade.

En los últimos seis meses la región donde se ha desconectado internet experimenta enfrentamientos crecientes entre las fuerzas armadas birmanas y el ejército Arakan, un grupo étnico que pretende una autonomía regional.

Al menos 730.000 miembros de la comunidad Rohingya han tenido que dejar la región como resultado de la operación de las fuerzas armadas birmanas que Naciones Unidas ha calificado como genocidio.

Los periodistas de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, fueron detenidos en diciembre de 2017 por intentar cubrir esta persecución militar a los rohingyas y fueron sentenciados en septiembre de 2018 a siete años de cárcel, aunque fueron perdonados en mayo de este año y salieron en libertad, 18 meses después.

 

Myanmar ocupa el puesto 138 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros sin Fronteras.