Noticias

24 Noviembre 2017

Marruecos: El pluralismo es algo más que cifras: RSF y Le Desk publican el estudio Media Ownership Monitor

El mercado de medios marroquí ha crecido en tamaño y complejidad desde que acabó el monopolio estatal de radiodifusión y se abrió la puerta a empresas privadas, en 2005. El Estado sigue teniendo una presencia significativa, lo cual significa que muchos medios aún responden a la familia real y a los intereses comerciales del país. Una encuesta realizada por la web marroquí de noticias Le Desk con Reporteros Sin Fronteras (RSF) identificó los principales participantes en el sector mediático en Marruecos y sus intereses fuera de este sector. Las conclusiones del sondeo, titulado Media Ownership Monitor Marruecos (MOM), y la primera base de datos sobre los medios marroquíes ya están disponibles para el público en www.maroc.mom-rsf.org, un sitio web trilingüe (francés, árabe e inglés) presentado en Casablanca el 21 de noviembre.

Casablanca, 17 de noviembre de 2017 - Según los hallazgos del estudio Media Ownership Monitor (MOM), nueve de las 36 compañías de medios más influyentes de Marruecos están directamente relacionadas con el Estado, el gobierno o la familia real.


Cuatro de ellas, SOREAD, SNRT, EcoMedias y Horizon Press, se encuentran entre las principales empresas en términos de facturación, y muestran la influencia potencial de los propietarios de medios con vínculos políticos. La familia real es ya de por sí un propietario de medios líder. Su holding, la Société Nationale d'Investissement (SNI), tiene acciones en cuatro empresas de medios, tres de ellas entre las cinco principales (SOREAD, EcoMedias y Radio Méditerranée Internationale).


Una de las preguntas clave planteadas por los hallazgos del MOM es por qué las principales figuras del mundo empresarial y financiero invierten en periódicos que no obtienen ningún beneficio. Algunos de los empresarios más ricos de Marruecos tienen participaciones en cinco de las nueve publicaciones en lengua francesa examinadas por el MOM: Aujourd'hui Le Maroc, La Vie Eco, Les Inspirations Eco, La Nouvelle Tribune y L'Economiste. Dos de estos hombres de negocios, Aziz Akhannouch y Moulay Hafid Elalamy, también son ministros del gobierno.


Por primera vez, el panorama de medios marroquí y sus vínculos con los centros de poder del país han sido minuciosamente analizados. El Media Ownership Monitor arroja luz sobre sus caras y conexiones, así como sobre el impacto de la publicidad, cuyas relaciones permanecen en la sombra, en la financiación de algunos medios. También analiza los defectos en los métodos usados para medir la audiencia.


La televisión, en su mayoría propiedad del Estado. Los medios digitales, más fragmentados


"Este estudio confirma que diversidad y pluralismo no son sinónimos", comenta el editor de Le Desk, Ali Amar, quien supervisó la investigación. "Por primera vez, se ha trazado un mapa del ecosistema de los medios marroquíes que de verdad importan. Reafirma la inquietante tendencia de que surja un cártel con intereses comunes en la intersección de los mundos político y empresarial, un cártel que socava el pluralismo y, por lo tanto, la independencia de los medios".


La investigación del MOM, que duró tres meses, se centró en 46 medios de comunicación y las 36 empresas propietarias. Ha revelado que cada sector de los medios (TV, radio, medios impresos y medios digitales) tiene diferentes características de propiedad. El Estado es el principal propietario en el sector de la televisión, junto con la familia real y uno de los hombres de negocios más ricos de Marruecos. El sector de la radio está dominado por el Estado, pero su propiedad es, por lo demás, más diversa, con varias empresas más pequeñas que han surgido en los últimos diez años.


Los medios impresos están claramente divididos entre las publicaciones de habla árabe -que están en auge y cuyos propietarios provienen en su mayoría del mundo del periodismo-, y las de habla francesa, que están en decadencia y entre cuyos accionistas se cuentan figuras destacadas del sector comercial y financiero marroquí. Los medios digitales siguen siendo los más fragmentados en términos de propiedad.


Realizada con los métodos estándar del MOM empleados en otros países, esta encuesta también incluye un conjunto de indicadores que miden los riesgos para el pluralismo mediático en cada país. En este sentido, Marruecos se encuentra en el rango medio de los países estudiados, con un nivel moderado de amenazas al pluralismo.


"Si bien los riesgos para el pluralismo mediático no son tan altos como en otros países, las conclusiones del MOM muestran claramente la necesidad de una reforma", declara el presidente de Repoteros Sin Fronteras International, Michael Rediske. "La familia real, los ministros del gobierno y otros poderosos hombres de negocios no deberían estar en posición de controlar sectores clave de los medios".


"Defender la independencia periodística frente a los núcleos de poder político y financiero es prioritario para lograr la libertad de prensa en Marruecos. Esperamos que las principales figuras del sector de medios marroquíes puedan utilizar este estudio para presionar al gobierno por un periodismo de calidad que sea libre e independiente", añade el secretario general de RSF, Christophe Deloire.


La mayoría de la información sobre la propiedad de las compañías de medios está obsoleta y, a veces, da lugar a incoherencias. Existen leyes y requisitos de transparencia, pero la realidad es que se suelen pasar por alto. De las 36 empresas encuestadas por el MOM, 17 respondieron preguntas sobre su estructura de propiedad. Esto es menos de la mitad, pero es más que en los otros 12 países en los que se han llevado a cabo estudios del MOM hasta ahora. En Brasil, por ejemplo, ni una sola empresa respondió.


Ya no hay monopolio estatal, pero...


El monopolio de radiodifusión del estado marroquí finalizó en 2005, pero los canales de televisión estatales todavía son vistos por la mayoría de los televidentes del país, y las cadenas de radio estatales aún tienen un público enorme. Más del 26,73% de los oyentes escuchan emisoras de radio gestionadas por la Sociedad de Radiodifusión y de Televisión (SNRT), propiedad del Estado, y el 8,67% de los espectadores miran sus canales de televisión. La empresa de propiedad mixta SOREAD (un 72% de la cual pertenece al Ministerio de Economía y Finanzas y otro 20% es del holding de la familia real) tiene un 5.62% de radioyentes, mientras que 33% de los espectadores ven su canal de televisión, 2M. Tanto la SNRT (que recibe el 88% de los fondos públicos para los medios) como SOREAD (que recibe una gran cantidad de publicidad) tienen problemas financieros que ponen en duda su viabilidad a largo plazo.


Sesgo publicitario


La opacidad del sector mediático marroquí también tiene que ver con la forma en que funciona el mercado publicitario. La falta de equidad en la asignación de publicidad ayuda a mantener un entorno de incertidumbre para el público, en el que los periódicos populares pueden ser víctimas de boicots. Este fue el caso con TelQuel, Nichane y Le Journal Hebdo a principios de la década del 2000.


Los datos analizados por el MOM muestran que el sector de televisión es el más atractivo para los anunciantes, con una cuota de mercado del 39,8% en 2017. La siguiente mayor porción del mercado publicitario son las vallas publicitarias y carteles (29.10%), seguidos por la radio (16.7%) y las publicaciones impresas (13.2%).


Impenetrabilidad de la audiencia


Como muestran las inversiones, los mayores propietarios de medios marroquíes no están particularmente motivados por el tamaño de sus audiencias, cuya medición sigue siendo un problema en Marruecos. Existen entidades reconocidas, pero sus datos a menudo son problemáticos, ya sea porque no están disponibles públicamente o porque no se pueden usar. Además, la investigación de mercado también parece estar sujeta a intereses económicos.


Hay dos entidades que miden los índices de audiencia de los medios de radiodifusión en Marruecos: el Centro Interprofesional de Audimetría (CIAUMED) para la televisión y el Centro Interprofesional de Medios de Comunicación de Radio de Marruecos (CIRAD) para la radio. CIAUMED está gestionado por una coalición de intereses económicos que incluye a SNRT, SOREAD, Médi1TV y la agencia de publicidad Régie3 (que tiene como cliente a SOREAD). CIRAD se formó de manera similar.


Para los medios impresos, el Organismo Marroquí de Justificación y Difusión (OJD) es una entidad reconocida que publica las cifras de circulación de los periódicos. Anuncia las cifras proporcionadas por los propios periódicos, una vez verificadas. En algunos casos, los números están inflados por la distribución gratuita, lo que permite a ciertos periódicos aumentar sus ganancias por publicidad.


Como en muchos países, la medición de audiencia de los medios digitales no es fiable porque ninguna entidad especializada está a cargo. Los anunciantes consideran Google Analytics como una de las mejores formas de evaluar el número de visitas. Aunque los propietarios de sitios web pueden publicar estos datos en SimilarWeb, solo algunos lo hacen. La compra de clics o "me gusta" por métodos legales e ilegales está, además, muy extendida.


Implicaciones de los datos contradictorios


El MOM Marruecos ha evaluado la disponibilidad de datos para el público, así como el nivel de detalle y credibilidad de los datos. Todos los medios encuestados, menos dos, estaban registrados con las autoridades competentes. No obstante, la mayoría de la información sobre su propiedad está desfasada, con lo cual los datos a veces son inconsistentes y sin verificar.


El sector mediático participa de la opacidad que prevalece en el mundo financiero en Marruecos. Según los datos del Registro Mercantil, el 40% de las empresas no proporciona sus cuentas. En este estudio, 16 de las 40 empresas de medios encuestadas se negaron a publicar su información financiera (incluida la facturación, los accionistas y el número de acciones emitidas), aunque existen pautas de transparencia. De las 17 empresas que respondieron a la solicitud del MOM, tres proporcionaron información que no coincidía con la información disponible públicamente.


A algunas empresas de medios les falta una entrada actualizada en el registro de la Oficina Marroquí de Propiedad Industrial y Comercial (OMPIC) aunque, en ciertos casos, su estructura de propiedad ha cambiado. Cuando el personal del MOM solicitó a la Alta Autoridad de Comunicación de Radiodifusión (HACA) información actualizada sobre las empresas con presencia en el sector, la solicitud fue rechazada, a pesar de que dichas compañías le habían proporcionado esta información a la HACA todos los años.


MEDIA OWNERSHIP MONITOR


Desarrollado por Reporteros sin Fronteras (RSF) y financiado por el Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo, el Media Ownership Monitor (MOM) es un proyecto global de investigación y promoción para fomentar la transparencia y el pluralismo de los medios en todo el mundo. En Marruecos, esta encuesta se llevó a cabo con Le Desk. Desde 2015, el MOM se ha realizado en Colombia, Camboya, Túnez, Turquía, Ucrania, Perú, Filipinas, Mongolia, Serbia, Ghana y Brasil. Además de Marruecos, se lanzará este año en Albania y México.


LE DESK


La web de noticias e investigación independiente e interactiva, Le Desk (www.ledesk.ma) fue lanzada en 2015 por tres periodistas y otros dos socios que compartían la creencia de que Marruecos necesitaba un nuevo modelo de medio de comunicación profesional, creíble e innovador. Conscientes del papel clave que desempeñan los medios hoy en día a la hora de proporcionar información independiente sobre temas de interés público, Le Desk ha apostado por dar poder a sus lectores, los únicos que pueden garantizar su independencia editorial y viabilidad económica.


Contacto:

Le Desk:

Fatima-Zahra Lqadiri : +212 (0) 5 224 52426 / +212 (0) 6 117 13357 – contact@ledesk.ma

Reporteros Sin Fronteras Alemania

Christoph Dreyer, media relations officer: +49 (0) 30 6098 9533 55 – presse@reporter-ohne-grenzen.de